Una excelente semana tuvo el big-leaguer nicaragüense Everth Cabrera con los Padres de San Diego, al alcanzar siete estafas, que le llevó a convertirse en el líder de bases robadas de la Liga Nacional con 18.

Este domingo, Cabrera se robó tres bases, además logró decidir dos juegos, batear para .357 y defender con jugadas acrobáticas el campo corto, anotó dos carreras y empujó dos, junto a un ponche.

El nandaimeño, Everth Cabrera conectó dos hits en seis turnos al bate el domingo, en el triunfo de los Padres de San Diego 13-4 contra los Nacionales de Washington.

Cabrera está bateando para .257 puntos, por 44 hits en 171 turnos, en 43 juegos, con cuatro dobles, 2 triples, 2 jonrones, 24 anotadas, 15 remolques, 20 bases, 39 ponches y 18 robos.

El infielder nicaragüense se ha convertido en una amenaza para los contrarios cuando está sobre las colchonetas, y fuerte candidato a ganar por segundo año consecutivo el liderato de bases robadas, sino también ser incluido en el juego de estrellas y disputar el guante de oro.