De acuerdo a Modesto Munguía, coordinador del Poder Ciudadano en el distrito II de la capital, lo importante de estos Consejos es que van a empoderar a los ciudadanos de las acciones que se emprenden de cara a mejorar la calidad de vida de la comunidad.

Destacó que al ser la familia “la unidad primaria de la sociedad”, es lógico que esta se involucre en la formación de valores como la hermandad, la fraternidad, el cristianismo, el socialismo y la solidaridad.

Munguía explicó que forman parte de estos Consejos, los comités barriales de prevención de desastres, la Promotoría Solidaria, las carteras sociales de los Gabinetes del Poder Ciudadano, así como también las mismas instituciones de gobierno.

“Este es un esfuerzo que se está haciendo en beneficio de la misma comunidad”, afirmó.

Los habitantes del barrio Acahualinca dijeron sentirse satisfechos con la instalación de los Consejos, ya que esto le permitirá estar más cerca del quehacer gubernamental, pero sobre todo más cerca de los esfuerzos que se realizan para la solución de sus problemas.

“Yo creo que con esto vamos a buscar la mejoría del barrio todos, participando todos. Con esto lo que queremos es que la comunidad salga adelante”, señaló Juana del Socorro Navarro, representante de las Madres de Héroes y Mártires del barrio.

Igual se refirió Julio Mairena, coordinador de la cartera de Educación dentro del Gabinete del Poder Ciudadano del barrio.

“Organizados es como mejor se pueden hacer las cosas. El barrio tiene bastantes problemas en el área de educación. Hay muchachos que se salen de las escuelas y otros que inclusive no han iniciado la escuela. Entonces creo que dándole seguimiento los padres de familia y con la comunidad y el gobierno vamos a poder hacer que se incorporen al sistema educativo”, señaló Mairena.

Para la Policía Nacional también es fundamental la conformación de los Consejos de la Familia, ya que le ayudarán a fortalecer el trabajo que desde hace años han venido haciendo dentro de las comunidades.

De acuerdo a Fátima Castillo Herrera, jefa de Comisaria de la Mujer en distrito II de la Policía, el tema fundamental del trabajo que se realizará es la educación, ya que ello incidirá positivamente en la reducción de los delitos.

“Esta es una oportunidad más grande aún para la Policía para acercarse a la comunidad”, indicó.

“A nosotros en este momento nos interesa más formar a la familia para así evitar más violencia y evitar delitos sexuales y de violencia intrafamiliar”, subrayó.