El presidente de México Enrique Peña Nieto aseguró que la legalización de las drogas no es la respuesta del problema, aunque se dijo abierto a dicho debate.

Detalló que la decisión (sobre la legalización) no se puede tomar de forma unilateral, sino que ésta debe ser de todo el hemisferio a fin de hacer un frente común y definir una estrategia para combatir el narcotráfico.

Sobre el combate a las drogas afirmó en entrevista para la revista colombiana Semana “Es necesario repensar cómo vamos a combatir el tráfico y el consumo de drogas, porque la forma en la que se ha hecho durante las últimas décadas no ha dado los resultados deseados”, e insistió que debe ser un debate a escala hemisférica.

Al ser cuestionado sobre la corrupción en las policías locales, Peña Nieto indicó se busca la cooperación y coordinación entre el gobierno federal y las autoridades locales, pues no se trata de competir en logros, sino hacer equipo, aseveró.

En materia de impunidad, el mandatario mexicano aseguró que para reducirla se requiere implementar y consolidar el sistema penal acusatorio, a fin de evitar la corrupción y que la justicia sea expedita.

Además, destacó que México tiene mucho que aprender de Colombia pues el país sudamericano en un referente obligado en materia de reducción de los índices de violencia, así como su prevención, enfocada en atender las causas y no solamente los efectos, señaló Peña Nieto.

El presidente también fue cuestionado sobre las denuncias contra el Partido Revolucionario Institucional (PRI) por el presunto uso de programas sociales para conseguir votos, a lo que respondió que por ello se firmó un addendum al Pacto por México para blindar dichos programas de cualquier uso electoral.

Asimismo, destacó que el Pacto manifiesta la voluntad del gobierno y las fuerzas políticas para impulsar las reformas, situación que señaló en seis meses de gobierno se ha traducido en las reformas transformadoras que requiere el país.