Un terremoto de magnitud seis en la escala de Richter sacudió este sábado la costa noreste de Japón, sin que activara la alerta de tsunami y sin registrar pérdidas físicas o materiales hasta los momentos, según la Dirección Nacional de Meteorología nipona.

El sismo se produjo a las 14H48 (05H48 GMT) a 46 kilómetros de profundidad en el océano Pacífico, a unos 60 kilómetros al este de la costa meridional de la provincia de Fukushima.

El temblor se sintió en 18 de las 47 provincias de Japón, incluida su capital Tokio, aunque la magnitud registrada en esa zona alcanzó el grado dos en la escala nipona (1.5 – 2.4 Richter).

La compañía que gestiona Fukushima Daiichi, Tokyo Electric Power (Tepco), indicó que no se había observado ninguna incidencia en la central nuclear tras el sismo.

El seísmo se sintió con mayor fuerza en la ciudad de Ishinomaki, en la prefectura de Miyagi. En esta localidad, una de la más devastadas por el tsunami de 2011, se registró una magnitud de grado superior 5 en la escala de Shindo (5.0 – 5.4 Richter), escala japonesa que se centra más en las zonas afectadas que en la intensidad el temblor.

Hasta el momento no se han informado de daños materiales o personales, sin embargo la cadena de radio NHK ha alertado sobre el posible riesgo de deslizamientos de tierra en las localidades que resultaron afectadas por la tragedia de 2011.

Según la Dirección nipona de Meteorología, se trata de una réplica relacionada con el terremoto del 11 de marzo de 2011 que causó unas 30 mil víctimas mortales.

Esta región sufrió en 2011 un sismo de magnitud ocho en la escala de Richter, que provocó un gran tsunami, dejando casi 19 mil muertos y causando el accidente nuclear de Fukushima.

Japón se asienta sobre el llamado "Anillo de Fuego del Pacífico" y sufre terremotos con relativa frecuencia, por lo que las normas de construcción son muy estrictas y hay rigurosos protocolos de emergencia.