Xiaomi presentó en su país de origen, los nuevos Redmi Note 8 y Redmi Note 8 Pro, dos teléfonos de gama media que llegaban al mercado chino para suceder, respectivamente, a los Redmi Note 7 y Redmi Note 7 Pro anunciados a principios de año para inaugurar la nueva marca Redmi by Xiaomi.

De estos dos nuevos modelos, la variante Pro, que ha llamado la atención por ser el primer móvil en incluir una cámara de 64 megapíxeles, es la que finalmente ha llegado a otros mercados.

La compañía ha dotado a este nuevo Redmi Note 8 Pro de una cámara con nada más y nada menos que cuatro sensores, de los cuales, el principal ofrece una resolución de, atención, 64 mega píxeles.

Concretamente, se trata del sensor Samsung Isocell Gw1 con apertura de f/1.89 y tecnología  Pixel Binning de agrupación de píxeles 4 en 1.

También está acompañado de un ultra gran angular con 120 grados de campo de visión, un sensor de 2 mega píxeles encargado de medir la profundidad y otro sensor de 2 mega píxeles para fotografía macro, que permite disparar con enfoque automático a solo 2 cm de distancia.

A ello se añaden las funciones de inteligencia artificial para la detección automática de escenas, la estabilización para fotografía nocturna, el flash dual y la posibilidad de grabar vídeos en slow motion a 960 fps.

Por su parte, la cámara frontal, dispone de un único sensor de 20 mega píxeles con apertura f/2.0 apoyándose en la inteligencia artificial para la detección de escenas automática y para el efecto bokeh del modo retrato.

A la hora de capturar selfies, además, podemos seleccionar diferentes tipos de iluminación y varios efectos de belleza, así como ajustar el desenfoque del fondo a nuestro gusto.

El celular tiene alojados tres de los cuatro sensores de la cámara principal en un módulo alargado de su parte trasera, todos ellos alineados verticalmente con el lector de huellas justo debajo. A su derecha, encontramos el cuarto sensor (dedicado a la fotografía macro) y el flash.