En el barrio Selim Shible del Distrito IV de Managua las familias le están ganando la batalla al mosquito transmisor del dengue, chikungunya y zika con una serie de acciones tan sencillas que cualquier otra comunidad pueden hacer con suma facilidad.

Para nadie es un secreto que el Ministerio de Salud junto con la población organizada mantienen una fuerte lucha para eliminar los criaderos de zancudos y una de estas es la fumigación casa por casa que se realiza periódicamente en cada barrio, tal y como ocurrió en el Selim Shible donde se visitaron alrededor de 800 viviendas.

Lo bueno de todo esto es que la población abre sus puertas para que se le haga la fumigación y además le recomendamos las medidas preventivas que deben hacer para no permitir la reproducción de los mosquitos”, dijo el doctor Edgard Pérez, responsable de epidemiología del Centro de Salud Francisco Buitrago.

FUMIGAR

Además de permitir el ingreso de los brigadistas de salud para fumigar, los pobladores también realizan sus propias acciones y esto ha permitido ganar la batalla.

Entre las acciones realizadas por los pobladores se encuentran; limpiar sus hogares, no tener basura o recipientes que acumulen agua, limpiar los techos y canaletas de basura, no dejar charcas, quitar la maleza de los predios vacíos, botar las tapitas de botella, las cascaras de huevo y bolsitas plásticas.

El agua que utilizan para uso diario deben mantenerla tapada porque el zancudo pone sus huevos en agua limpia.

 

Pérez recomendó que al primer síntoma de fiebre visitar el centro de salud y no auto medicarse porque esto es muy peligroso.

Para no enfermarnos aquí vivimos haciendo todas las medidas que nos explica el Minsa como lavar las pilas, no tener basura acumulada, botar las bolsas plásticas, la cáscara de huevo y no tener botellas plásticas. Nosotros vivimos limpiando y esa es la lucha que hacemos diario para que mi familia no se enferme de esta epidemia”, señaló Elizabeth del Carmen Valerio, pobladora del Selim Shible.