Con una marcha que arrancó en la Plaza de las Victorias y culminó en la Avenida Universitaria, miles de personas miembros de los diferentes sectores sociales y de las instituciones del Gobierno, conmemoraron el Día Mundial de Solidaridad con las Personas que conviven en el VIH.

Jóvenes, adultos, niños, estudiantes, organizaciones sociales y el Gobierno se unieron en una sola voz para demostrar una vez más su lucha contra la estigma y la discriminación hacia las personas portadoras, así como también para hacer conciencia acerca de la necesidad de luchar de una manera más eficaz contra el virus.

En Nicaragua, de acuerdo al Ministerio de Salud, hasta el 2012 se reportaban más de 7 mil casos, una tasa de infección relativamente baja si se compara con los otros países de la región. No obstante, en los últimos años gracias a la aplicación de pruebas rápidas por parte del Gobierno y otras organización sociales, se ha logrado un mecanismo más eficaz de detección así como también la posibilidad de dar una atención y seguimiento adecuado y de calidad a las personas portadoras.

“Sabemos que con toda esta estrategia sobre la no discriminación, la no estigmatización de las personas, la gente ha tomado conciencia de hacerse la prueba, ha tomado conciencia que es mejor saber si uno es portador del VIH y así someterse al tratamiento adecuado”, dijo Francisco Maldonado, secretario técnico de la Comisión Nicaragüense del SIDA (CONISIDA), quien señaló que anualmente en el país se practican 200 mil pruebas rápidas.

Maldonado aseguró que para la atención de las personas que conviven con el virus, el gobierno tiene garantizado médicos internistas, psicólogos y todo el aparataje de salud con el que cuenta el Estado para lograr que estas tengan una buena calidad de vida.

Comparativamente hablando, el VIH no muestra discriminación alguna, y según datos oficiales actualmente la relación entre hombres y mujeres portadores está casi uno a uno.

En relación a la transmisión vertical, es decir, de madre a hijo, Maldonado señaló que Nicaragua ha hecho un gran esfuerzo al mantener este índice por debajo del 2% de todos los casos.

“Esto es el resultado de las fuertes campañas que hemos hecho para que las mujeres embarazadas se realicen la prueba, y así detectar a tiempo si es portadora para que su hijo no nazca con esta infección”, explicó el secretario técnico de CONISIDA.

La clave es la prevención

Arely Cano, presidenta de la Asociación de Personas que Conviven con el VIH (Asonvihsida), dijo que a pesar de los avances es necesario que más nicaragüenses tomen conciencia de prevenir el contagio.

“Hoy esta actividad se está celebrando con las instituciones del Estado y organizaciones de la sociedad civil para unir esos esfuerzos pero también para hacer un llamado a la sociedad nicaragüense que la palabra clave para contener la epidemia se llama prevención, que si nosotros no prevenimos el VIH-Sida en nuestro país lamentablemente no vamos a poder contener la epidemia”, indicó.

Día contra la homofobia

La Procuradora Especial para la Diversidad Sexual, dijo que la única vacuna con la que podemos contar contra el VIH es la no discriminación y la no estigmatización.

“Para la Procuraduría para la Defensa de los Derechos humanos es motivo de mucha satisfacción saber que nuestro país está caminando por la senda correcta de no discriminar”, señaló.

Montiel manifestó que hoy también se está celebrando el Día Internacional de Lucha contra la Homofobia.

“Esto está muy unido también a la discriminación. Por tanto nuestra meta es lograr la no discriminación ni por ser portador del VIH pero tampoco por ser una persona gay, por ser una persona lesbiana o una persona transgénero”.

La marcha finalizó en una feria educativa en donde las diferentes organizaciones participantes dieron a conocer al público asistente los diferentes mecanismos de lucha contra el VIH.