Nicaragua en los últimos años ha logrado importantes avances en cuanto al control de la calidad del agua y los sistemas de potabilización de la misma, garantizando el abastecimiento de la mayor parte de las comunidades a nivel nacional a través de 617 pozos construidos en 109 municipios, divididos en 165 acueductos o sistemas de distribución.

Yader Grillo, gerente de operaciones de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados (Enacal) señaló que Nicaragua a su vez cuenta con 36 plantas de tratamiento de agua potable en 31 municipios, las cuales captan agua de fuentes superficiales como lagos, ríos o lagunas para luego procesarla a través de un sistema que garantiza la calidad del agua potable.

Contamos con 415 sistemas de exploración, de ellos 149 son de cloro gas, 266 sistemas con hipoclorito de sodio, con ellos garantizamos el cumplimiento en la calidad del agua conforme a las normas internacionales, nuestra producción mensual asciende a los 34.45 millones de metros cúbicos, debidamente tratados, garantizando el suministro a más de 718 mil usuarios a nivel nacional”, refirió.

Además, el país cuenta con un sistema de monitoreo en las plantas de tratamiento de las aguas, midiendo el nivel de turbidez, color y así garantizar el debido proceso.

Enacal también dispone de cuatro laboratorios regionales ubicados en León, Estelí, Matagalpa y Granada y el laboratorio central el Managua, también se avanza en la construcción de nuevos laboratorios en Juigalpa, León, Bilwi y Bluefields.