El presidente de esta comisión, diputado sandinista Jacinto Suárez, explicó que para hacer efectiva la adhesión de Nicaragua a este organismo solo faltaría que sea ratificado por el plenario de la Asamblea, sancionado por el Ejecutivo y posteriormente entregado los documentos en la sede de Aladi, ubicada en Montevideo, Uruguay.

La incorporación de Nicaragua al organismo es muy importante, de acuerdo a Suárez, ya que reconoce las asimetrías y por tanto le da un trato preferencial a los países de menor desarrollo.

Entre los beneficios que el país obtendrá dentro de Aladi, además de las ventajas arancelarias, están las inversiones y la colaboración económica y tecnológica.

Suárez manifestó que dentro de este organismo está prácticamente el 90% de la economía latinoamericana.

El parlamentario reiteró que contrario a los tratados de Libre Comercio ordinarios, este tratado de integración reconoce las desigualdades e impulsa el desarrollo de las economías más débiles.

Junto a Nicaragua, Aladi solo reconoce las asimetrías de tres países más como son Paraguay, Bolivia y Ecuador.