El ex fiscal de El Salvador, Luis Martínez, lavó casi medio millón de dólares en el Banco Promerica S.A., entre los años 2013 y 2015, señalan documentos de la Unidad de Investigación Financiera de la Fiscalía, que actualmente se encuentran en poder de un tribunal de justicia.

Martínez lavó $428 mil 382.60 a través de la sociedad Bodepa, S.A. de C.V y el Banco Promerica S. A.

Los miles de dólares que Martínez recibía a cambio de abrir o cerrar investigaciones penales, los canalizaba a través de Moisés Nájera, representante legal de Bodepa, quien posteriormente se contactaba con Roxana Ramírez de Hernández, del Banco Promerica, para abrir cuentas bancarias y depositar el dinero de procedencia ilícita, detallan los documentos.

Entre los principales corruptores del ex fiscal Luis Martínez estuvo el fugitivo Enrique Rais al que le pagaron para cerrar o armar casos penales; y, el dinero que recibió, trató de legitimarlo de una forma oscura.

Además, explican que la forma de legitimar el dinero fue por medio del uso de tarjetas de crédito.

Lo buscó por medio de la obtención de tarjetas de crédito, las cuales estaban cargadas a una cuenta principal de la sociedad Bodepa, S.A. de C.V., que tenía en el Banco Promerica, S. A., en la que su representante legal al momento de los hechos era el señor Adalberto Torres Polanco y el gerente Administrativo Financiero, el señor Moisés Nájera Aguilar”, documentaron los fiscales a cargo de la investigación.

El primero (Torres Polanco) se encargó de solicitar las tarjetas de crédito a nombre de Luis Antonio Martínez González, Karla Francesca García Rossi de Martínez y Luis Carlos Martínez García.

Además se encargaba de controlar los saldos que se iban generando por el uso de las mismas; y el segundo (Moisés Nájera) se encargó de recibir el dinero en efectivo y ordenar a los empleados subalternos para que fueran a realizar los pagos de las tarjetas de crédito antes relacionadas; de esta manera se legitimó la cantidad de $428 mil 382.60. Este fue uno de los mecanismos utilizados para introducir al sistema financiero activos ilícitos, obtenidos de hechos de corrupción”, destacan los fiscales en la investigación.

Según la Fiscalía, los principales contactos de Luis Martínez en el Banco Promerica eran Roxana Ramírez de Hernández y Nelson Humberto López Jiménez, quien por entonces se desempeñaba como Oficial de Cumplimiento del banco.

Además, un informe de la División de Delitos Financieros de la Policía Nacional Civil también registró los hechos, en los que Luis Martínez estableció una red de lavado de dinero con accionistas de la sociedad Bodepa y empleados de alto rango del Banco Promerica.