Familias de escasos recursos de Santa Teresa y de Jinotepe, en Carazo, se mostraron complacidas de recibir de la compañera Judith Silva, presidenta ejecutiva del Instituto Nicaragüense de la Vivienda Urbana y Rural (INVUR), 23 unidades habitacionales progresivas como parte del proceso de restitución de derechos que impulsa el Gobierno del Presidente Daniel Ortega y de la Compañera Rosario Murillo.

La entrega de esos dos grupos de casas progresivas, que las familias pueden continuar construyéndolas, fue realizada en primer lugar en Santa Teresa, donde la presidenta ejecutiva del INVUR dio las llaves de sus casas a 15 jefas de hogar de esa población caraceña, en tanto que en Jinotepe, de acuerdo con la alcaldesa jinotepina Karla Zúñiga, fueron entregadas ocho viviendas.

Marlene del Carmen Páramo, beneficiada con una vivienda, manifestó que “estoy muy alegre porque ya no me voy a mojar (con las lluvias, por las malas condiciones de su anterior casa) y le agradezco a Dios, al comandante Daniel Ortega y a la compañera Rosario Murillo, el haberme facilitado mi casita porque no es fácil estarse mojando por 27 años en que he vivido en Santa Teresa”.

La compañera Páramo destacó que durante el proceso de construcción de la unidad habitacional, con sus hijas se dedicó a meter bloque, piedrín y la arena para cuidarla, además que señala que metieron tierra para rellenar el sitio donde iba a ser edificada la casita.

A su vez Felipa Rodríguez, quien también resultó beneficiada con su derecho a tener una vivienda digna, manifestó “me siento orgullosa porque tengo ahora mi casa y eso se lo agradezco en primera instancia a Dios, al presidente Daniel Ortega, a la compañera Rosario Murillo y al alcalde Iván Dinarte”.

“Recibo estas llaves como una mujer, como una madre luchadora, tomando en cuenta que yo también trabajé ayudando a echarla agua a la mezcla, a regar las paredes y el piso”, agregó.

Contenta por recibir la casita que soñó

Por otra parte, Reyna Isabel Rodríguez del barrio La Competencia de Jinotepe, dijo “me siento contenta por recibir esta vivienda, por lo que doy gracias a Dios y a nuestro gobierno que se acordó de nosotros lo que nos hace cambiar las condiciones en que vivíamos porque antes nos mojábamos y yo no tenía recursos para construir por mi cuenta.

Mientras tanto Petrona Calero, del barrio Francisco Gonzales de Jinotepe, expresó “le doy gracias a Dios sobre todas las cosas, porque él me ha dado el privilegio de recibir una casita que yo se la estaba pidiendo y le agradezco también a mi presidente que se ha preocupado por las familias pobres”.

Harán entregas en Río San Juan

Entre tanto la presidenta ejecutiva del INVUR, Judith Silva, destacó además de la entrega de las viviendas en Santa Teresa y en Jinotepe, las entregas que se realizaron el miércoles también hicieron en San Dionisio, Matagalpa, y dijo que este viernes estarán en San Carlos y San Miguelito, en Río San Juan donde se restituirá el derecho de vivir bien a las familias nicaragüenses.

“Todas estas familias jefeadas por mujeres sin esposo o por personas de la tercera edad estaban viviendo en champitas de plástico negro, cartón, ripios de madera y pedazos de zinc, es decir en condiciones muy vulnerables, sector al cual el presidente Daniel Ortega orientó apoyar”, expresó la compañera Silva.

La presidenta ejecutiva del INVUR destacó que las viviendas progresivas fueron entregadas bajo la modalidad de responsabilidad compartida, es decir que la familia beneficiada participó en la construcción de la casa, además que pusieron poco más de tres mil córdobas por su cuenta y además parte de la mano de obra.

A la par llamó la compañera Judith Silva a las familias a sembrar en sus patios plantas y frutales que complementan la alimentación.