Más de 100 expositores de iniciativas académicas y estudiantiles en los ámbitos de industria, recursos naturales, pecuarios, agrícolas y el sector comercial, se citaron en una nueva edición de la Feria Tecnológica-Agropecuaria, que se realiza en la Universidad Agraria (UNA), en celebración del Día del Agrónomo.

El rector de la UNA, Telémaco Talavera, destacó la calidad científica y emprendedora de los estudiantes para presentar proyectos viables que contribuyen con el desarrollo económico local en el país.

Talavera expuso que la feria forma parte de las actividades que esa casa de estudios desarrolló en el transcurso de la semana en celebración del día del agrónomo.

“Los estudiantes aquí ponen en práctica su creatividad para generar innovaciones muy concretas que den respuesta a problemas concretos de la producción”, indicó.

“De cara al ciclo agrícola tenemos la confianza de que estos conocimientos técnicos, científicos y estas capacidades humanas van a estar en función de que este año el ciclo agrícola sea exitoso”, precisó Talavera.

Además ratificó que a través de la participación de los estudiantes y maestros en la feria se visualiza el interés y el compromiso de los jóvenes para dar respuestas concretas al desarrollo del país.

Durante la feria los estudiantes y cuerpo docente expusieron con creatividad diferentes productos cuyas materia prima son fáciles de obtener en el país.

Vinos, alimentos procesados, métodos para sembrar y criar animales de granja, fueron algunos de los stands más visitados.

Egner Elizabeth, estudiante de la carrera de agronegocios, expresó que a través de los proyectos los estudiantes buscan alternativas para que Nicaragua venda productos con valor agregado y no solo exporte su materia prima.

“Nosotros estamos ofertando encurtido de vegetales, ayote en miel, atol de piña, dulces de zanahoria, torta de leche, compuestos de frutas. Esto con el fin de darle un valor agregado a la producción nicaragüense”, explicó.

Telma Núñez, una estudiante cuya idea de negocios se centró en el procesamiento del pescado, explicó que ella aprovecha los recursos de sus comunidades, cercanas a la costa, para elaborar cebiche, pasta de pescado y atún con vegetales que pretende distribuir en las ciudades.

“Estamos haciendo nuestro propio negocios para obtener ingresos y generar empleos con la formación de nuestras propias empresas. Yo vivo cerca del mar y estoy aprovechando mis recursos y de eso se trata de aprovechar lo que tenemos en nuestras comunidades”, comentó.

Finalmente el equipo de Ramón Huerta, presentó un proyecto en el ámbito de la medicina natural.

“Nuestro proyecto está orientado a la medicina orgánica (natural) a base de productos que podemos encontrar con facilidad en el campo. Estamos promocionando desparasitantes, antimicóticos, acaricidas, y un champo anti problema dermatológico. Nuestro propósito es promover la utilización de productos naturales para tratar algunas enfermedades”, explicó.