La unidad de todos permitirá que las enfermedades provocadas por el zancudo sean derrotadas y esto lo saben en el barrio Hialeah del Distrito Uno de Managua, donde las familias junto a los brigadistas de salud participaron de una nueva jornada de salud.

Desde las 7 de la mañana los brigadistas de salud llegaron al citado barrio para fumigar las viviendas, algo que fue posible porque las familias abrieron las puertas de sus hogares para eliminar la fase adulta de los mosquitos causantes del dengue, chikungunya y zika.

Vamos a fumigar alrededor de 500 viviendas y a la vez vamos a dar charlas educativas a las familias para que puedan combatir con mayor efectividad a los zancudos. Siempre llegamos a los barrios y solicitamos a las familias que abran sus puertas para que los brigadistas puedan matar en un 100% al zancudo adulto”, señaló Iskra Valenzuela, epidemióloga del Ministerio de Salud.

Gracias a Dios vemos muy bien que hagan estas fumigaciones porque se evita la enfermedad del dengue, por eso me parece perfecto lo que están haciendo para evitar las enfermedades. Las medidas que tomamos en la casa es limpiar, botar chereques, evitar que se hagan charcas en el patio y mantener las botellas con el pico para abajo y no tener cascaras o tapas porque ahí también son lugares para que se reproduzca el zancudo”, afirmó Marina Morales, pobladora del lugar.

Karla Galeano pidió a los pobladores en cualquier barrio de Managua abrir las puertas de sus hogares y permitir que los brigadistas entren a realizar su trabajo de fumigación.

"Hay que dejar entrar a los brigadistas del Minsa porque no se hace nada que yo los deje entrar si en otra casa no les permiten la entrada, es necesario que todos dejemos entrar para que ninguna casa se quede con zancudos", mencionó Galeano.