Xabi Alonso, centrocampista internacional del Real Madrid, aseguró antes de una final de Copa que calificó de "apasionante" ante el Atlético de Madrid en el estadio Santiago Bernabéu, que se dejarán "todo por ganar la Copa".

"Tienes que recorrer un largo camino para llegar hasta la final, con momentos complicados y en los que sabes que un pequeño detalle te puede dejar fuera. Ya estamos donde queríamos. Se presenta un partido muy apasionante", aseguró en una entrevista difundida por los medios del club.

"Será un derbi contra el Atlético, en la misma ciudad y en nuestro estadio, pero será un encuentro diferente a los que solemos disputar en casa. Se dan todos los ingredientes para que sea una gran noche y esperemos que acabemos todos con una buena sensación, contentos y con el título en nuestras manos", añadió.

De la misma manera que hizo el portugués Cristiano Ronaldo, Xabi Alonso realizó un llamamiento a los aficionados madridistas para que repitan el ambiente que se creó en búsqueda de la remontada europea ante el Borussia Dortmund.

"El público hizo un partidazo aquel día porque desde el inicio notábamos cómo creían en nosotros y en la remontada. Estuvimos tan cerca que por eso nos quedamos con esa tristeza de llegar tan lejos para al final no poder conseguir el objetivo, que era la final. Tenemos una ocasión de redimirnos y seguro que ellos lo van a disfrutar. A pesar de jugar en Madrid, el ambiente y la liturgia previa a una final de Copa es siempre para vivirla. Ojalá sea un bonito partido", aseguró.

Por eso, el centrocampista vasco del Real Madrid no dudó en lanzar un mensaje de "agradecimiento" a sus aficionados y prometerles máxima entrega para acabar la temporada conquistando la Copa del Rey.

"En los momentos complicados hemos notado su apoyo y hemos estado cerca de disfrutarlo más. A pesar de ser el partido en Madrid, les diría que intenten disfrutar de la previa de una final de Copa y en el partido ojalá puedan disfrutar con nuestro juego", dijo.

"La confianza también está en el equipo. Nos encontramos en un buen momento. Ya es una final y, a pesar de que no hemos podido conseguir la Liga y la Champions, queremos lograr la Copa y nuestras ganas están depositadas en este partido. Vamos a dejarnos todo para poder ganar", añadió.

PRÁCTICA CON EL PLANTEL CASI COMPLETO
Real Madrid completó su último entrenamiento en la ciudad deportiva de Valdebebas, antes de disputar el viernes la final de Copa del Rey ante el Atlético de Madrid (21:30 horas), en un entrenamiento en el que José Mourinho pudo dirigir a todos sus jugadores salvo el francés Raphael Varane.

Recién operado de la rodilla, el joven central francés es la única baja por lesión del Real Madrid para la final de Copa del Rey. Tampoco estará el brasileño Marcelo, que pese a que ya se entrena con sus compañeros, llega muy justo a la cita copera recién recuperado de su lesión muscular, y es duda Álvaro Arbeloa, que también regresa tras sus problemas de espalda.

Mourinho pudo dirigir en la previa de la final de Copa a 24 futbolistas. Comprobó la buena evolución de Sergio Ramos, recuperado de los problemas en los isquiotibiales de la pierna derecha que le han tenido dos semanas ausente, y del alemán Mesut Özil, que también supera el esguince de tobillo que sufrió la pasada semana ante el Málaga.

El técnico portugués ensayó en el último entrenamiento aspectos tácticos para enfrentarse en la final al Atlético de Madrid. Y será por la tarde, a las 20.00 horas, cuando comparecerá en rueda de prensa en el estadio Santiago Bernabéu.

El club decidió que era mejor calmar el ambiente que se había generado por el cruce de declaraciones entre Mourinho y el central portugués Pepe, y no hubo rueda de prensa del técnico ni de su ayudante Aitor Karanka en la víspera del partido liguero ante el Espanyol. Hoy, a 24 horas de la final de Copa del Rey, sí comparecerá en el estadio madridista.