El presidente Daniel Ortega cuenta con 62 por ciento de simpatía entre los nicaragüenses y buena parte de los ciudadanos ofrece mejor calificación al actual mandato del gobernante, señaló una encuesta difundida hoy.

Aplicado del 3 al 8 de mayo, el sondeo de la firma Cid Gallup precisó que el dirigente obtiene la evaluación más favorable entre los últimos cuatro mandatarios que ha tenido esta nación centroamericana.

La comparación fue establecida con las administraciones de Violeta Barrios de Chamorro, Arnoldo Alemán y Enrique Bolaños, cuyas políticas neoliberales fueron interrumpidas en enero 2007, tras el triunfo electoral del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) a fines de 2006.

La encuesta valora que "después de un período de estar en el poder, el segundo período de Ortega (iniciado en enero de 2012) es el mejor evaluado", seguido por Bolaños, pero con 23 puntos porcentuales de desventaja.

Por su parte, la coordinadora del Consejo de Comunicación y Ciudadanía, Rosario Murillo, alcanza 69 por ciento de opinión favorable entre la población, precisó Cid Gallup.

Luego de Ortega con 62 puntos porcentuales de simpatía, aparecen el cardenal Miguel Obando y Bravo (46) y el diputado Eduardo Montealegre con apenas 33.

Alta aceptación mantiene también la jefa la Policía Nacional, primera comisionada Aminta Granera, quien alcanza 77 por ciento de opiniones favorables en los juicios sobre las figuras públicas.

Para el 51 por ciento de la población, Nicaragua va por el rumbo correcto, corroboró el estudio, que incluyó a mil 210 ciudadanos mayores de 16 años de edad.

La muestra, señaló CID Gallup, fue demográficamente representativa de la población adulta y los resultados poseen un margen de error de 2,83 puntos y nivel de confianza del 95 por ciento.

Según la investigación, la principal preocupación entre la gente es el desempleo y en segundo lugar figura el costo de la vida, aunque reconocen mejorías económicas en sus hogares en comparación con gobiernos precedentes.

A juicio del 49 por ciento de los consultados, el gobernante FSLN es la organización política preferida y las otras agrupaciones suman porcentajes minoritarios.