La joven Bertha Isidora Miranda habita en el asentamiento Bendición de Dios del municipio de Mateare. En su casa viven 8 personas, de las cuales 5 son niños. Según manifiesta cada mes que el Gobierno Sandinista le envía su Paquete Alimentario es como que Dios haya derramado bendiciones sobre su casa.

“Yo le doy gracias a Dios y al presidente Daniel por el regalo que nos ha enviado para nosotros. Esta es una gran bendición”, indicó Miranda.

La familia de esta joven es parte de las 900 a las que el gobierno restituyó este jueves su derecho a la alimentación en los municipios de Mateare, Ciudad Sandino y San Rafael del Sur, en el departamento de Managua.

Gobierno comprometido con los pobres

Estas familias aseguran que nunca un gobierno había velado tanto por los pobres de Nicaragua como lo está haciendo el que dirigen el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo.

“Yo espero que siga siempre adelante. Me siento muy alegre porque en realidad lo granos básicos son una bendición. A veces uno no tiene como comprarlos y pues gracias al gobierno es que los tenemos”, dijo Janeth Palacios, habitante también de Mateare y en cuya casa viven cinco personas.

Nuevas familias con derechos restituidos

Cada mes se suman a este programa más familias, ello debido al trabajo que ha diario realizan los Gabinetes de la Familia, la Comunidad y la Vida en busca de más personas necesitadas.

Entre estas personas se encuentra Juana Ileana Pérez, de 62 años, quien vio con mucho agrado el que el Gobierno le mandara su paquete de alimentos a ella y los otros cinco miembros de su familia.

“Ahora voy a comer bastante. Esta es una gran bendición y esto gracias a mi comandante Daniel”, aseguró Pérez.

Es importante destacar que cada vez que se entregan los paquetes alimentarios, las familias protagonistas llenan una ficha en la cual se refleja el cumplimiento de los registros de salud y educación.

"Aquí vamos al día. Los niños están vacunados y van a la escuela gracias a Dios y al gobierno", aseguró la joven Berha Isidora Miranda.