La compañera Rosario Murillo, vicepresidenta de Nicaragua, destacó que son días hermosos todos los que vienen, todos los que estamos transitando, mes de la patria, mes de azul y blanco, encendidos y desplegados con hidalguía y bravura nicaragüense, con amor a Nicaragua, mes para reavivar nuestro compromiso con la historia y valiente defensa de nuestra independencia y soberanía nacional.

Expresó que celebramos a la Patria en grande, celebramos nuestras efemérides y epopeyas victoriosas, de patria y libertad, patria para todos y patria llena de vigor y de gloria, llena de humanidad.

Al conmemorarnos como pueblo de Dios y como pueblo heroico de Diriangén, de Andrés, ‘Andrés Castro, lanza la piedra, lánzala a tanto tiempo de distancia’, Andrés, el enemigo sigue siendo el mismo, el entreguismo, esa cultura de arrodillamiento ante el filibustero, lanza la piedra Andrés”, exclamó.

Añadió que, como pueblo heroico también de José Dolores Estrada, de Benjamín Zeledón, de Augusto Nicolás Sandino, de Frente Sandinista de Liberación Nacional, avanzamos en victorias de la paz, al conmemorándonos como pueblo cristiano.

Avanzamos en victoria de la paz, del coraje y de la imaginación de un pueblo que ni se vende, ni se rinde, de un pueblo consciente, con derechos y deberes, con dignidad crecida, un pueblo resuelto a ser libre, porque hemos dejado atrás ese entreguismo arrodillado de quienes viven con el pensamiento anclado en otras latitudes, invocando a William Walker, el espectro de William Walker, en la pretensión de que la patria sea dominada”, enfatizó.

No obstante, dejó claro que este mes de la Patria es para alzar nuestro coraje, nuestro sentido de dignidad, nuestra bandera azul y blanca, nuestra, de los que no estamos arrodillados, sino caminando, venciendo, todas las circunstancias difíciles con fe en Dios.

Recalcó que la Patria se ama, la Patria no se entrega, la Patria, nuestra Nicaragua siempre bendita y siempre libre va a delante, porque vamos adelante con fe y esperanza renovada, construyendo fraternidad cristiana, justicia y futuro próspero.

Se refirió nuevamente a que, en estos días lindos, hermosos, en este espíritu patriótico y libertario nos proponemos rendir homenaje cada día con nuestra bandera en el cielo, en el corazón en cada palmo de nuestro territorio, en todo lugar como emblema redimido, con las manos nobles, trabajadoras, por el corazón lucido y encendido del pueblo nicaragüense que ama nuestra tierra en la convicción, la certeza de que el futuro es nuestro.

Dijo que como nicaragüenses rendimos homenaje al espíritu indomable, indoblegable siempre libre e inspirador, de los héroes de San Jacinto, de los héroes de Nandaime, de todos los héroes, de todos los mártires de todos los tiempos y de Rigoberto López Pérez, que se propuso iniciar la muerte del somocismo, con cultura entreguista, corrupta y postrada ante el invasor de todos tiempos, como cultura doblegada frente a los imperios, la muerte del somocismo que inició con Rigoberto López Pérez, héroe nacional.

Estamos compañeros con el fuego ardiente del ejemplo de todos nuestros héroes, de todos nuestros mártires, como llama bendita que nos llena de orgullo, de inspiración y fuerza todos los días. Compañeros, compañeras, es grande septiembre, Te Amo Nicaragua, y lo decimos con tanto orgullo y con tanto fuego interior, Te Amo Nicaragua, Patria Para todos, Patria que representa el espíritu noble y digno del pueblo nicaragüense”, acotó.

Desfile Pueblo- Ejército

La compañera Rosario Murillo también destacó su participación y la del comandante Daniel Ortega, presidente de Nicaragua, en el desfile del Ejército de Nicaragua con motivo del 40 aniversario de su fundación.

Ayer estuvimos participando junto a nuestro pueblo, nuestro pueblo uniformado y nuestro pueblo que estaba viendo ahí y por televisión el histórico desfile pueblo ejército. Fuimos privilegiados al presenciar, al ser testigos de la fortaleza de ese glorioso Ejército de Nicaragua que con amor a la Patria avanza todos los días garantizando soberanía, seguridad y contribuyendo a todos los esfuerzos de las familias nicaragüenses, para trabajar y prosperar”, subrayó la compañera Rosario.

Reiteró las palabras del comandante Daniel quien dijo que nuestro pueblo, con su historia de dignidad, de defensa de soberanía de la Patria, de defensa de la paz es el que marchó ayer.

Y como decía, nos sentimos privilegiados de estar viviendo estos tiempos de gloria y de victoria, tiempos de amor en grande, tiempos de lucha y tiempos de triunfo, tiempos de amor y paz porque estamos transitando en la historia, momento complejos, pero también momentos desafiantes que nos llenan a todos de fortaleza para avanzar y hacer respetar la voluntad de gobiernos y de pueblos que demandamos con toda justicia, decía el comandante Daniel, con todo derecho paz, seguridad, trabajo, prosperidad”, enfatizó.

¡Déjennos vivir en paz, que no le hacemos daño a nadie! Queremos paz, estabilidad, seguridad, estabilidad para lograr justicia, que quiere decir bienestar, que quiere decir felicidad para nuestros pueblos”, finalizó.