El mandatario venezolano, Nicolás Maduro, convocó a la aplicación implacable de la ley como única vía para derrotar el brote fascista que ha venido denunciando tras los ataques violentos ocurridos luego de la derrota electoral que la derecha venezolana se ha negado a reconocer.

Al encabezar un Consejo de Ministros del Gobierno Bolivariano, se refirió a la tristeza frente a las noticias que recibía hace un mes, luego de las elecciones presidenciales del 14 de abril, frente a los actos de violencia concertados por la oposición extremista.

Refrendó la denuncia de “una derecha que ha pretendido y seguirá pretendiendo” destruir la democracia venezolana. El objetivo de esos sectores de la oposición “es revertir la Revolución Bolivariana”, recordó.

Este miércoles 15 de mayo, "recordamos a las víctimas del odio fascista inyectado por los medios”, en particular la televisión, abundó el jefe de Estado. “Digan lo que digan, los responsables de esto son quienes mandaron a la calle a sus seguidores”, aseveró el mandatario.

Cuestionó la petulancia y la prepotencia, así como las ambiciones de poder de la burguesía venezolana.

"Al frente del Estado venezolano no está un loco sino un revolucionario, un hijo de Chávez que va a construir la paz”, puntualizó el presidente Maduro, quien agregó que los intentos de un golpe fascista en Venezuela han sido derrotadon, que la derecha está aislada y que sus representantes van en caída libre.

“Ustedes son parte del problema”, afirmó dirigiéndose a los directivos de las televisoras privadas, pues han reproducido durante décadas una cultura de la muerte y de la violencia, y cuando arranca un plan como el Movimiento por la Paz y la Vida, o el Plan Patria Segura ocultan la información.

“Nosotros tenemos que hacer un poderoso esfuerzo comunicacional”, aseveró mientras explicaba que su Gobierno está en una fase superior del plan para desplegar a la Fuerza Armada “para defender al pueblo en todo el país”, con el objetivo específico de que se respete la ley y el derecho a la vida.

Criticó la portada de este miércoles del medio privado El Universal, ratificó su disposición a diálogar "hasta con el diablo", y exhortó al ministro de Comunicación, Ernesto Villegas, a citar al director del mencionado diario.