Juventud Sandinista 19 de Julio rindió homenaje a los héroes de la histórica toma del Palacio Nacional, con un concierto de música folclórica y revolucionaria en el parque Rigoberto López Pérez.

Alexander Mayorga, coordinador del distrito cuatro, manifestó que el asalto al Palacio dirigido por el comandante Edén Pastora, fue sin duda clave para la liberación de Nicaragua en 1979.

"Hoy la juventud sigue ese legado de los combatientes que en esos años, cuando eran de nuestra edad, hicieron realidad ese asalto al Palacio donde el objetivo era lograr la liberación del comandante Tomás Borge, la comandante Doris Tijerino, el comandante René Núñez y muchos guerrilleros más".

Carlos Molina, combatiente histórico del Frente Sandinista de Liberación Nacional, explicó que el asalto al Palacio bajo el seudónimo de "Operación Chanchera" se dio producto del trabajo del Frente que venía en una etapa de acumulación de fuerzas.

"El 22 de agosto fue producto de esa acumulación de fuerzas de combatientes populares que buscaban fortalecer la insurrección popular", valoró.

Mencionó que la juventud de ahora debe "seguir el ejemplo de los combatientes y más ahora porque no podemos descuidar la paz, una paz que siempre ha sido luchada desde tiempos del comandante Carlos Fonseca".

Julia Vargas recordó que: "Este momento que estamos rememorando no es más que el esfuerzo que hemos realizado por preservar la historia y los diferentes momentos de esa gran victoria. Debemos reconocer a estos grandes hombres y mujeres que hicieron la historia que son anónimos pero que su aporte logró la liberación de compañeros que tenían años de estar encarcelados sufriendo vejámenes".

La Toma del Palacio fue una demostración de la fortaleza del pueblo de Nicaragua que deseaba su liberación tras décadas de la dictadura de Anastasio Somoza.