El aumento en los casos de VIH registrados por el Ministerio de Salud (Minsa) es relativo al esfuerzo del Gobierno Sandinista por detectar los cuadros clínicos de virus para debida atención.

Enrique Beteta, Secretario General del Ministerio de Salud, en declaraciones para El 19 Digital y El Pueblo Presidente, explicó que año con año se registra un aumento en la cantidad de casos, pero no es exponencialmente alarmante.

“Lo que pasa es que estamos nosotros buscando, estamos haciendo tamizaje (evaluación masiva de sujetos asintomáticos), andamos hasta en el último municipio del país haciendo pruebas rápidas para poder asegurar”, señaló Beteta. En ese orden, recordó que para el año de 2005, el gobierno neoliberal de turno, concluyó el año con un estimado de entre 12 mil pruebas y 13 mil aplicadas.

En cambio, el Gobierno Sandinista, iniciando el año 2007, realizó un total de 120 mil pruebas. Para el año de 2010, el MINSA contabilizaba 951 casos.

En el año 2011 eran 1,173 los casos registrados, debido a la aplicación de 350 mil pruebas rápidas y en el año de 2012, se aplicaron 300 mil pruebas rápidas, obteniendo entonces un registro total de 1,011 casos.

Del mismo modo, sostuvo que el Ministerio de la Salud (MINSA) continuará ofertando las pruebas rápidas en todos los espacios. Año con año, se han realizado casi 130 mil pruebas rápidas a mujeres embarazadas, priorizando la salud de los niños que están por nacer.

En Nicaragua, actualmente existen más de 7 mil casos, pero de ellos, son unos dos mil los que ameritan tratamiento, mismo que es garantizado por el Gobierno, junto al medicamento de infecciones oportunistas, todo de manera gratuita, declaró Beteta.

Personas jóvenes las más afectadas

Entre el 70 y el 80 por ciento de los casos registrados por el Minsa, corresponde a personas menores a 35 años, por lo que se hace un énfasis especial en la juventud, apuntó del doctor.

“Evidentemente que hay algunas conductas de riesgos de los muchachos, jóvenes principalmente, porque el mayor número de casos se está concentrando en población joven”, manifestó.

“Eso nos dice que debemos de tener muchas acciones de promoción y prevención hacia la juventud principalmente”, aseguró Beteta, destacando al mismo tiempo el gran papel que deben de jugar los Gabinetes de Familia, Salud y Vida, la Juventud Sandinista, el Ministerio de la Familia y hasta empresarios, para asegurar la contención de una epidemia.

Existe una epidemia concentrada

En el país existe una epidemia concentrada, lo que significa que pueden todavía llevarse a cabo acciones para contener el VIH, estimó el Secretario General del Minsa. Asimismo, advirtió que el Virus de Inmunodeficiencia Humana ha pasado de ser un tema de salud pública, hasta convertirse en un problema de desarrollo.

“Hay países donde se comprometía prácticamente la población económicamente activa que salió con VIH”, agregó.

Por tal motivo, combatir el virus es un esfuerzo que deben realizar todos los sectores en conjunto, puntualizó.

Gobierno enfocando en prestar atención de calidad

La mejora de la atención con calidad es la postura del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional frente a las afectaciones de salud de los nicaragüenses, y es precisamente en eso en lo que centra la atención frente al tratamiento del VIH.

El gobierno sandinista, al asumir la dirección del país, encontró a penas 3 lugares en los que se brindaba atención especializada a pacientes de VIH. Hoy en día existen unos 39 unidades de salud dedicadas a al tratamiento de personas infectadas, valoró Beteta.

Además, se han creado los equipos multidisciplinarios, integrados por especialistas en medicina interna, psicólogos, trabajadores sociales, entre otros, que ha sido una prioridad del gobierno.