Un total de 11 mil 500 paquetes escolares solidarios es la meta entregar en unos 60 barrios que pertenecen al Distrito II de la capital, como parte del esfuerzo realizado por la administración sandinista que dirige el comandante Daniel Ortega Saavedra.

Los jóvenes de Promotoria Social Solidario se disgregaron por los diferentes barrios, para  convertir en protagonistas a familias de escasos recursos y entregar las mochilas, cuadernos, lápices, reglas y zapatos a niños y niñas que por sus condiciones de pobreza, sus padres no pueden comprar estos artículos.

Con ese espíritu y entrega de solidaridad, los jóvenes sandinistas, fueron visitando y entregando a las familias de los barrios Manchester, La Cruz, El Rastro, Acahualinca, Las Brisas del Xolotlán, Casas para el Pueblo, Santa Ana Norte y Central, Cristo del Rosario y otros ubicados en la franja costera del Lago de Managua.

Este programa es una realidad en los 153 municipios del país, en los cuales se tiene planteado entregar 250 mil paquetes escolares solidarios, a igual número de niños, niñas y adolescentes, principalmente aquellos que residen en las comunidades rurales y barrios pobres.

“A veces las madres no tienen para comprar ni un lápiz y por eso es importante esto que están haciendo con nosotros los pobres, es magnífico y muchísimas gracias al gobierno”, comentó la joven Natalia Padilla, hermana de la niña Andrea Padilla que se convirtió en propietaria de su paquete escolar solidario.

Andrea Padilla tiene 13 años y está en sexto grado de primaria, debido a que anteriores cursos abandonó sus estudios, dado su condición de pobreza.

Ahora Andrea está firme en su decisión de concluir su primaria y seguir estudiando, pues gracias al programa de Merienda Escolar, Gratuidad de la Educación y el Paquete Escolar Solidario, tiene el apoyo necesario para cumplir sus metas.

Igual situación le ocurre a Antoni Cruz Baquedano, de  9 años, quien asiste a clases en el colegio San Sebastián y era acompañado por su bisabuela Socorro Escobar, quien considera muy importante la entrega de los paquetes escolares.

“Está bien que le ayuden a la población, porque ahorita están pobres, hay que seguir trabajando para salir adelante y mi nieto es bien estudioso”, dijo doña Coco.