La Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-Managua) desarrolló un taller para destacar la vida y legado de los comandantes Fidel Castro Ruz y Tomás Borge, al cumplirse este 13 de agosto sus natalicios 93 y 89, respectivamente.

Durante la actividad participaron además de estudiantes, trabajadores docentes y administrativos de la universidad.

La rectora de la casa de estudios superior, Ramona Rodríguez, aseguró que el alma máter tiene como misión la formación integral de los futuros profesionales, por lo que este tipo de eventos realza los valores revolucionarios de estas grandes figuras.

Son dos revolucionarios, dos mentores, dos maestros que nos han legado principios y que ellos pensaron siempre en su pueblo, en los derechos que tienen cada uno de nuestros pueblos y en este caso de Nicaragua también y por eso fortalecemos a través del conocimiento de la vida y obra de los dos comandantes ese espíritu revolucionario en nuestros jóvenes, pero sobre todo ese espíritu de lealtad a Nicaragua, de amor a la patria, de ese patriotismo que debemos de cultivar en cada uno de los estudiantes y también de los trabajadores administrativos, señaló.

Además estuvieron presentes las hijas del comandante Tomás, Valeria y Ana Josefina Borge, quienes destacaron la grandeza y valores que son retomados por la militancia sandinista.

Mi padre era un hombre muy especial, un hombre único en su estilo y creo que es inmortal. El legado de mi padre es inmortal y creo que lo llevamos sus hijos y la mayoría de la militancia sandinista, refirió Valeria.

Mientras que Ana Josefina resaltó el ejemplo que inspiró este gigante cuya mayor enseñanza fue el amor al pueblo.

Y poner al pueblo primero, esos son ejemplos que recibí de mi padre en primera instancia y de la gente increíble que lo rodeaba a él como en el caso del comandante Fidel, que era un hombre imponente, no tanto en su presencia física como en el carisma increíble que emanaba y no es una coincidencia que nacieran el mismo día, aunque en años distintos, porque sí tenían unas presencias extraordinarias, refirió.

Las descendientes de Tomás también destacaron el valor de perdonar de su padre, de apartar las rencillas siempre y cuando se ponga por delante el bienestar del país.