El asentamiento La Zacatera está ubicado en la parte suroeste de Managua, es habitado por 425 familias, un número importante son originarias del interior del país, como el caso de doña María Isabel que junto a su marido Oscar Meléndez y su hija de 11 años se vinieron de la comunidad San Cayetano, en Carazo, a buscar mejores condiciones de vida en el 2001.

Por un tiempo vivieron en el barrio San Judas posando en la casa de una hermana, dos años después decenas de familias ocuparon unos terrenos en el sector del barrio Camilo Ortega, dando origen al barrio La Zacatera, que creció desordenado y sin ningún tipo de infraestructura básica.

Muchos asentamientos humanos surgidos en los años 90 producto de las políticas anticristianas del neoliberalismo que implementaron  los gobernantes derechistas, están logrando con el FSLN tener mejores condiciones de vida, gracias a diversos proyectos de agua potable y energía eléctrica, como el denominado “Normalización del Servicio Eléctrico a Usuarios de Barrios Desprotegidos” impulsado por el Gobierno Sandinista a través del Ministerio de Energía y Minas (MEM).

La familia de doña María es una de las 425 familias protagonistas de este proyecto, que ahora le da la seguridad de que ningún electrodoméstico se le dañará por los altibajos del fluido eléctrico, debido a que cuenta con instalaciones internas confiables y eficientes que construyeron las cuadrillas del MEM.

El proyecto “Normalización del Servicio Eléctrico a Usuarios de Barrios Desprotegidos” nació en el 2008 para beneficiar a familias de 8 barrios o asentamientos ubicados en Managua, León y Granada, con el objetivo de reducir las pérdidas de energía eléctrica, proporcionar un sistema seguro que proteja la vida y de esa manera garantizar el derecho a las familias de contar con un fluido eléctrico estable y confiable.

El titular del MEM, compañero Emilio Rapacciolli informó que en este programa se han invertido 2.2 millones de dólares, dinero que ha permitido dotar de instalaciones eléctricas eficientes y seguras a centenares de familias de los barrios la Zacatera, Arnoldo Alemán, Bertilda Olegario, 4 de Abril en Managua.

También se han convertido en protagonistas del proyecto, familias de barrios leoneses como Lino Argüello, Mariana Sanson y Antenor Sandino. En Granada se ha dotado de nuevas instalaciones eléctricas a los pobladores del barrio Solidaridad.

En La Zacatera se invirtió unos 4 millones 257 mil 189 córdobas, fondos que permitieron la construcción de 1.1 kilómetros de línea de media tensión, 2.6 kilómetros de baja tensión, se instalaron 4 transformadores y 73 luminarias públicas, garantizando de esta manera seguridad ciudadana a las familias, que también recibieron lámparas ahorrativas y se les instaló un medidor totalmente nuevo.

Otra familia protagonista del proyecto es la de la señora Martha Rodríguez, quien por primera vez tiene energía eléctrica y desde hace dos años dejó de utilizar el candil y veladoras para alumbrar su vivienda.

“Esto ha permitido que mi familia tenga mejor vivir, mi hijo sale mejor en sus notas de clase, porque ya tiene una bujía que le alumbra cuando está estudiando”, dijo doña Martha, al enumerar los beneficios que ha generado este proyecto de electricidad.

Luis Guillermo Peña Vega, representante del Poder Ciudadano en La Zacatera, manifestó que en el 2007 solicitaron a las autoridades del MEM, la instalación de un sistema eléctrico confiable que permitiese a cada familia tener acceso al servicio, lo cual fue respondido positivamente un año después con el inicio del proyecto en junio del 2008 y concluido cinco meses después.

“Durante los años del neoliberalismo no pudimos obtener este proyecto, pero ahora gracias al comandante Daniel Ortega Saavedra, es una realidad para las familias que tendrán mayor seguridad en sus instalaciones eléctricas”, dijo Peña Vega.

Rapacciolli detalló que desde el 2007 al 2011 se logró incrementar del 50 al 70 por ciento el acceso familias al sistema de energía, lo que significa alrededor de 60 mil familias más. La meta es lograr aumentar en un 85 por ciento de cobertura eléctrica en los próximos años.

Este proyecto se implementara en otros 500 asentamientos que se ubican a lo largo y ancho del país, con una inversión de 50 millones de dólares en los futuros cinco años.

Después de ser inaugurado este proyecto eléctrico por el compañero Rapacciolli, doña María nos confió que ya tiene ahorrado un dinerito para comprarse un televisor usadito, pues está segura que no se dañará por los bajones de energía.