Hoy terminó el campeonato que se llevó a cabo en la ciudad de Nueva York. Se eligió al mejor jugador del popular videojuego de Epic Games. El estadounidense Kyle "Bugha" Giersdorf se coronó como el mejor jugador de Fortnite del mundo y se llevó un premio de USD 3 millones.

En segundo y tercer puesto fueron para Psalm y Epikwhale, con premios de USD 1.800.000 y USD 1.200.000 respectivamente. En cuarto lugar quedó Kreo con USD 1.050.000; en tanto que el argentino de 13 años Thiago, alias King, se quedó en el quinto puesto y obtuvo un premio de USD 900 mil.

"Estoy viviendo un sueño, quiero que la gente sepa que hay pros en Sudamérica ya que básicamente no somos considerados relevantes dentro de los eSports", añadió Thiago.

Te puede interesar: Tomorrowland abre su segundo fin de semana

Muchos analistas destacaron el estilo de Thiago durante al juego. No dudaba a la hora de enfrentar enemigos: se dirigía a ellos y buscaba marcar la diferencia.

El Mundial de Fortnite en Nueva York comenzó el viernes 26 de julio y terminó este domingo 28 de julio con la disputa del torneo en modo Solo o Solitario.

Se enfrentaron 100 jugadores, que quedaron seleccionados entre 40 millones que participaron de las clasificatorias abiertas que se llevaron a cabo entre el 13 de abril y el 16 de junio.

En esta jornada se jugó en modo Battle Royale, una competencia donde el centenar de finalistas se eliminan hasta que queda solo uno.

Entre los 100 clasificados hubo figuras muy conocidas en el mundo gamer. Y específicamente dentro del universo Latam también dijeron presente los brasileños Kurtz quedó en el puesto 27; Nicks que quedó en el 51; Leleo en el 57; Lasers en el 71 y DrakoNZ en el 76.