El periodista y analista político William Grigsby Vado en el programa En vivo de Canal 4, analizó la capacidad movilizativa del Frente Sandinista que en este 40 Aniversario sobrepasó todas las expectativas y señaló que el discurso del presidente Daniel Ortega deja las cosas claras de cara al futuro y de cara a la posición del Gobierno en diferentes temas.

Creo que la calidad de la participación se mide porque todo el mundo sabe a qué va, por qué va y con quien está. Como estamos en una situación en la que otros han colocado los límites de que vos sos mi enemigo y vos no, la gente sabe a qué va y creo que también implica un compromiso”, refirió.

 “O sea, el que va ahí se compromete con este proyecto y creo que esto es lo más importante, porque vamos a batallas políticas importantes, estratégicas, vamos a la disputa por el poder el 6 de noviembre de 2021”, añadió.

Señaló que para entonces “somos nosotros los que tenemos que hacer el trabajo, el presidente y su equipo de gobierno hacen su trabajo a lo largo de los años como jefes de gobierno, haciendo lo que hay que hacer para propiciar las condiciones, de manera que el pueblo pueda ir superando sus niveles de pobreza y progresando, a nosotros nos toca el trabajo político”.

Me parece que esta parte es muy importante, miren, hoy es 25 de julio, lo que ayer hicimos ya pasó, lo que importa es lo que hacemos hoy y lo que estamos haciendo para que el futuro sea mejor”, reflexionó.

Recalcó que “de aquí a 2021 eso es decisivo, de manera que todos los compañeros y compañeras, sin importar la edad, el compromiso debe ser el mismo. Es muy importante que convirtamos esa participación, ese entusiasmo, esa disciplina que hubo, convertirlo en un compromiso de trabajo político, de contacto con la gente”.

Más adelante, el analista se refirió a la actitud de los representantes del gran capital: “creo que también los magnates de este país han optado por una estrategia de quebrar económicamente al país y se cuelgan en el pecho como medalla, los resultados de su aventura sangrienta del año pasado, como si fuera una medalla, tantos empleos perdidos. Como si fuera una medalla, tantos asegurados perdidos, como si fuera una medalla tantas empresas clausuradas”.

Es impresionante, ¿cómo es posible que ellos se enorgullezcan como si fuese un gran mérito, esos resultados terribles para el país en su conjunto y sobre todo para los más empobrecidos de su aventura sangrienta del año pasado?, recalcó.

Yo creo que ellos saben que no tienen ninguna otra posibilidad política de acceder al poder por la vía ilegal, que si quieren competir por el poder lo tendrán que hacer por la vía legal y electoral con los votos”, afirmó.

Pero también saben que el talón de Aquiles de cualquier país empobrecido como nosotros, es la economía. Lo que no saben o no quieren saber es que el poder de la economía reside en los pequeños, medianos, emprendedores, que ahora se cuentan por centenares de miles”, recordó.