En el 40 aniversario del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, el comandante Juan José Úbeda en el programa televisivo Revista en Vivo, recordó parte de la experiencia vivida en la lucha revolucionaria tras salir de la cárcel en 1978 cuando fue liberado mediante el asalto al Palacio Nacional conocida como la “Operación Chanchera”.

Mencionó su participación en la zona sur del país con el comando Frente Sur con una tropa muy bien armada en la columna Nelson Suárez que él dirigía.

A nosotros nos sorprende el triunfo en Peñas Blancas y en todo su límite que teníamos de defensa… Para mí fue una especie de sorpresa, yo hacía una lucha más prolongada, más larga”, indicó el comandante.

Una vez alcanzado el triunfo, señaló que recordó a compañeros entrañables que dejan huellas y estuvieron juntos en la lucha y cayeron en combates, como Jonathan González, a quien conoció desde cuando eran niños e Iván Montenegro, que compartió con él en la cárcel.

 

Nosotros veníamos avanzando en formación de combate hasta que llegamos a La Virgen y encontramos fuera el puesto de mando de la Guardia, ya lo encontramos desolado y así nos organizamos un avance hacia Managua más rápido, pero cuidadoso. Luego entramos a Granada, el pueblo nos recibió, hicimos un recorrido, luego en Masaya y el día 20 llegamos a Managua”, relató Úbeda.

El comandante Úbeda dijo que junto con él estuvieron compañeros de los países latinoamericanos que contribuyeron al triunfo de la Revolución.

Expresó que, tras el triunfo, el comandante Tomás Borge lo llamó para encomendarle su primera misión que fue colocarlo frente al batallón Rolando Orozco y sacar a guardias que estaban en la Zona Franca.

 

Además, relató que él formó parte de un grupo de jóvenes que fueron entrenados en Cuba en 1972, enviados por el comandante Carlos Fonseca Amador. Fue preparado en comunicaciones para la guerra y lucha urbana, aprendió a ser telegrafista y fabricar armamento, entre otros aspectos.

Compartió que estuvo muy cerca de Carlos con quien sostuvo muchos encuentros y lo caracterizó como un hombre muy serio, pero en momentos de convivencia sonriente.

El comandante Úbeda en este 40 aniversario le dice al pueblo nicaragüense que hay que mirar con esperanza el futuro, porque hay pendientes que realizar, “sin embargo bajo la conducción del Frente Sandinista, bajo la conducción de Daniel vamos a llegar a buen puerto. Para los nicaragüenses y para la Juventud Sandinista, la juventud nicaragüense el futuro es luminoso”.