La tormenta tropical Barry alcanzó el estatus de huracán de categoría 1 antes de tocar tierra firme en el estado de Luisiana, informaron las autoridades meteorológicas de EE.UU.

Al arribar al estado de Luisiana, se ha vuelto a debilitar hasta una tormenta tropical. En estos momentos Barry es una tormenta con vientos sostenidos de 120 kilómetros por hora que se mueve en dirección noroeste, a una velocidad de 9,6 kilómetros por hora.

Su centro se ubica a unos 8 kilómetros al noreste de la comunidad no incorporada de Intracoastal City en Luisiana.

Mientras Barry continúa su paso, las autoridades estadounidenses advierten de una marejada ciclónica peligrosa, fuertes lluvias y viento en la parte norte y central de la costa del golfo del país.