Con poesía de Rubén Darío y presentaciones de ballet, el Instituto Nicaragüense de Cultura (INC) rindió homenaje póstumo a quien fuera el primer actor nicaragüense don Hugo Hernández Oviedo, sepultado este jueves en el cementerio occidental de Managua.

El homenaje, que concentró a figuras representativas de los diferentes géneros culturales de Nicaragua, se desarrolló en el salón Augusto C. Sandino del Palacio de la Cultura, donde el codirector del INC arquitecto Luis Morales y los visitantes le dijeron a don Hugo “Hasta pronto”, con un sonado y fuerte aplauso al final del acto.

El historiador y teatrista Rafael Casanova hizo ante el público una semblanza de don Hugo, recordando una buena parte del legado que dejó el primer actor a las futuras generaciones especialmente los que se dedican al arte del teatro.

vela

Los restos mortales del actor fallecido este miércoles en el hospital Antonio Lenin Fonseca, fueron llevados al Palacio de la Cultura a las 3 y 40 minutos de la tarde, después que en la iglesia Corazón de Jesús del barrio Monseñor Lezcano se le dedicó una misa de responso.

Durante el acto donde estuvieron su viuda, hijos y nietos y los hermanos artistas de don Hugo, el arquitecto Morales dijo que el primer actor “se presenta ante Dios con las manos llenas porque estamos despidiendo a un gran artista, un gran tesoro de la cultura nicaragüense”.

Estamos despidiendo a un amigo, un ser humano extraordinario y todos los que estamos aquí (en el salón Sandino) lo conocimos, gozamos, disfrutamos de su jovialidad de su amistad sincera, de su carácter bromista”, dijo Morales.

vela

Casi a diario Hernández Oviedo estaba en el INC y “jamás pensamos que de pronto don Hugo nos iba a tomar delantera en este camino”, dijo el titular de la institución rectora de la cultura en Nicaragua.

Dijo que el comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo desde que supieron que estaba hospitalizado “inmediatamente hablaron con la ministra de Salud doctora Sonia Castro, con el doctor Gustavo Porras que es el dirigente del Frente Nacional de los Trabajadores y los de la Salud, para que se le diera a don Hugo la atención más esmerada de los médicos”.

Agradecemos el esmero y paciencia del cuerpo médico del hospital Lenin Fonseca por las atenciones y nosotros también tenemos que agradecerle al primer actor nacional por habernos brindado su amistad y su cariño y por brindarnos además una de las páginas brillantes del teatro nicaragüense”.

vela

El arquitecto Morales indicó que solamente podría comparar a don Hugo “con nuestro también gran maestro don Otto de la Rocha. Hugo estuvo en el teatro, el cine y la radiodifusión”.

En el homenaje el cantante Anthony Matthews de Dimensión Costeña (que fue muy amigo de don Hugo) le dedicó el tema musical “El amigo que perdí”, (tema original de la agrupación salvadoreña Los Beats).

Matthews dijo que “gran parte de mi vida que he pasado en el Pacífico fui amigo de don Hugo y nos conocimos el día en que me tomó una fotografía con Lupita Ferrer actriz venezolana que reside en Miami”.

En los últimos tres años “nos mirábamos mensualmente porque tanto él como su servidor recibimos pensión de gracia y nos encontrábamos los 20 de cada mes en el Ministerio de Hacienda”.

Fue una persona que nunca fue fachento al aparecer en cámara y creo que en el cielo hay alegría porque hoy los ángeles están de fiesta”, dijo el cantante.

vela

Alfred Gill, cantautor caribeño y teatrista, dijo que esto fue una gran pérdida para Nicaragua porque “don Hugo fue un gran teatrista con el que compartimos escenarios donde él me daba consejos, era muy disciplinado y murió haciendo lo que más le apasionaba: el teatro”.

Pedro Valverde, presidente de la Asociación de Compositores, Cantautores e Intérpretes Nicaragüense (ACAN) dijo que don Hugo perteneció a esa directiva y “fue mi maestro en teatro, compartimos mucho en diferentes escenarios y me enseñó lo que es el arte teatral”.

Dijo que al primer actor le encantaba la música ranchera y “para el mundo artístico es una gran pérdida y fue una persona como Rubén Darío porque él vino a levantar el teatro en Nicaragua y en la radio como locutor”.

vela

El periodista jubilado don Freddy López recordó que don Hugo fue director de la desaparecida radioemisora “La Mera Mera” que existió dentro de la Radio Nicaragua. Dijo que dirigió esa estación radial durante tres años y que se retiró por su jubilación.

El actor Salvador Espinoza, subdirector del Teatro Nacional Rubén Darío, recordó que “cuando hicimos la película Orión en el 2005 un filme dirigido por Rafita Ruiz, él siempre tenía un don de manifestar en positivo lo agradable y trabajo de las personas”.

Dijo que fue una persona que manejó muy buenas las relaciones humanas sobre todo el saludo, “pero en esa película acabábamos de terminar una escena y siempre estaba el halago de Hugo Hernández Oviedo con cualquiera de sus colegas como decir: ‘¡Qué bien estuviste!’ o ‘¡Me gustó mucho esa escena que acabas de hacer!’ Y siempre lo veo en mi memoria, la forma como saludaba a sus colegas, a las demás, departiendo en un aspecto positivo, nunca una crítica destruyendo a nadie”.