El Ministerio de los Ambiente y los Recursos Naturales (Marena) y la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León) firmaron un convenio para formalizar las acciones conjuntas de cara a la protección y preservación de los recursos naturales de la Isla Juan Venado, en Las Peñitas, León.

La titular de Marena, Sumaya Castillo, explicó que en el marco de este convenio se articularán esfuerzos entre ambas entidades, pero también con otras instituciones del Estado.

Estamos formalizando con la UNAN-León toda esa gran cantidad de actividades que se vienen desarrollando y que ahora queda plasmado un documento que más allá, es el compromiso de la responsabilidad compartida de la conservación de los recursos naturales, que como mirábamos en la isla Juan Venado tenemos lo que es el mangle, una especie que es mitigadora de los efectos del cambio climático y por supuesto con una gran diversidad faunística como son las conchas, las aves y el otro tema es el tema del manejo y la conservación de las tortugas marinas”, señaló.

MARENA

Flor de María Valle, rectora Académica de la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua (UNAN-León), aseguró que la Isla Juan Venado, declarada Reserva Natural, es un espacio de más de 13 mil hectáreas que representa un reto y un compromiso para la conservación y restauración de la flora y fauna del sector.

La UNAN-León ha dispuesto sus mejores talentos, sus mejores recursos para que podamos ir desarrollando de la mano con la comunidad las acciones que permitan conservar esta reserva natural. Hemos hecho estudios para poder entender el comportamiento socioeconómico de la población y poder establecer los planes de acción”, señaló.

La universidad ha desarrollado con anterioridad diferentes actividades como la capacitación de la comunidad en temas económicos, turísticos y conservación de especies. Han participado con universidades europeas en su mayoría, en los estudios desarrollados en el territorio.

Actualmente estos esfuerzos han permitido también generar beneficios para la comunidad, haciendo un cálculo estimado de casi medio millón de dólares de ingresos para la población de ese sector.

Además de Marena y la UNAN-León, en estos esfuerzos se ven involucradas las áreas privadas aledañas y las comunidades indígenas originarias de la zona.