Los brigadistas de salud intensifican la lucha contra los zancudos transmisores del dengue, chikungunya y zika, tal y como ocurrió en el barrio 14 de Junio en el Distrito Uno de la capital con una nueva jornada de fumigación.

En este barrio las familias aportaron su granito de arena al abrir las puertas de sus viviendas para que los brigadistas pudieran realizar su trabajo, que junto con la limpieza en cada hogar constituyen armas poderosas contra los molestos mosquitos.

Una de las principales recomendaciones que le damos a la población que al llegar los brigadistas abran puertas y ventanas para iniciar la fumigación, pero al salir que cierren las puertas para que se elimine el mosquito adulto en un cien por ciento”, dijo Iskra Valenzuela epidemióloga del Centro de Salud Roberto Herrera.

Ahora que el invierno se ha asentado en nuestro país se hace necesario que las familias realicen limpieza constante, eliminen todos los depósitos donde se pueden reproducir los zancudos. Cada una de estas recomendaciones se brindó en las 461 viviendas que se fumigaron en este barrio también conocido como La Luz.

Cada 8 días se realiza este ciclo de fumigación en cada uno de los 71 barrios que componen el distrito uno. Con este trabajo hemos tenido un impacto positivo porque ha disminuido el índice de las casas cerradas y renuentes (que no permiten el ingreso de los brigadistas) y los pobladores están acatando las recomendaciones y eso hace que se baje los niveles de personas afectadas por el mosquito”, mencionó Valenzuela.

Para mi familia es importante que se hagan esta fumigación porque de esa manera se elimina el zancudo. Tenemos que abrir nuestros hogares para que entren los brigadistas a fumigar y eso evita posible enfermedades”, citó William Zavala.