Atrás han quedado las noches de angustia y desvelo para la familia de doña Margarita Kichman Altamirano, habitante del barrio Villa Revolución, quien recibió de manos del vice alcalde Enrique Armas y el embajador de Taiwán Jaime Chin Mu Wu, las llaves de su nueva vivienda en la que junto a su padre, hija y nietos inician un nuevo capítulo en sus vidas.

Kichman Altamirano narra cómo los inviernos eran para su familia una pesadilla ya que el agua se filtraba por el techo, las paredes y las puertas, lo cual ponía en riesgo la vida de cada uno de los integrantes del núcleo.

Yo me siento agradecida con Dios por poner ángeles en el camino para que lleven a cabo estas obras y agradecida con el presidente Daniel quienes se fijaron en nuestra necesidad. Mi casa anterior era de madera, con más de 25 años de construcción, las tablas estaban podridas, el zinc estaba malísimo y en cada lluvia nos inundábamos, pero gracias a Dios hoy estamos mejor, viviendo dignamente”, expresó.

A la fecha, la comuna en conjunto con el apoyo del gobierno de Taiwán ha entregado 124 viviendas solidarias en toda Managua, lo cual ha permitido mejorar la calidad de vida de igual número de familias, las que por años fueron afectadas por las lluvias y otros desastres naturales.

Son tantas las familias favorecidas con este proyecto que impulsa la Alcaldía de Managua y nosotros los seguimos acompañando para cumplir con el compromiso del presidente Daniel Ortega de mejorar las condiciones de vida de las familias en los barrios y en situaciones vulnerables”, expresó el embajador Wu.

Por su parte, el compañero Enrique Armas manifestó sentirse orgulloso de compartir la felicidad del pueblo.

Con la nueva vivienda los compañeros de esta familia ya van a estar más tranquilos y a bien resguardo de las lluvias. Recordemos que nuestro pueblo merece lo mejor y es lo que ha venido realizando nuestro gobierno”, subrayó.