El Ministerio de Salud desarrolló un taller para capacitar a ginecólogos y médicos del sistema público de Nicaragua para seguir disminuyendo los casos de transmisión vertical de VIH, es decir de la madre a su hijo en el vientre.

Marielis Martínez, ginecóloga del hospital primario de La Dalia, en Matagalpa, refirió que de esta manera se pueden hacer pruebas para saber cuál es la vía de nacimiento.

Es importante recalcar que nuestro Gobierno nos ha apoyado bastante en la lucha contra la mortalidad materno-neonatal, disminuir la mortalidad infantil en este tipo de pacientes por la viabilidad que tenemos ahora en las pruebas disponibles para poder hacer tamizaje en estas pacientes y tomar conducta, independientemente de los rincones del país donde nos encontremos”, afirmó.

minsa

Con anterioridad en el país se tenía que esperar mucho tiempo para realizar pruebas debido a la disponibilidad de las mismas. Hoy en día el Gobierno sandinista ha garantizado de pruebas rápidas en todos los puestos de salud, incluso en aquellos ubicados en las zonas más alejadas.

Al mismo tiempo, el doctor Marvin Guevara Rico, gineco-obstetra de Estelí, dijo que esto permite dar diagnósticos más oportunos y así erradicar la transmisión al bebé.

Nosotros tenemos todo el tratamiento completo para los pacientes que están positivos, actualmente en Nicaragua hasta el 2018 teníamos 5 mil pacientes ya con tratamiento antirretroviral y eso es un logro gracias al Gobierno que tenemos, a nuestro presidente que está siempre preocupado por la salud de nuestra población”, manifestó.

La actualización constante al personal de salud permite además dar mejor atención a las familias nicaragüenses en todos los niveles.