La doctora Maribel Duriez González, presidenta del Consejo Nacional de Evaluación y Acreditación (CNEA) presentó a la Asamblea Nacional un informe de la gestión del 2018, en el que destacó el cumplimiento en el proceso de Evaluación y Plan de Mejora de la Calidad de las 59 universidades que existen en Nicaragua.

A pesar de las dificultades que enfrentó el sistema superior educativo producto del frustrado golpe de estado entre abril y julio del 2018, las universidades lograron reponerse y mejoraron sus niveles de matrícula.

El informe resalta que el nivel de matrícula en el pregrado y postgrado alcanzó los 220 mil 122 estudiantes, de estos 135 mil se encuentran en las universidades públicas y 85 mil en el sistema privado.

En el sistema educativo superior están laborando 13 mil 827 docentes, de estos la gran mayoría poseen una licenciatura, otro gran porcentaje tienen estudios de maestrías y doctorados.

Duriez explicó a los diputados que muy pronto estará elaborado el manual de calidad de la educación superior.

En relación al cumplimento de Plan de Mejora de la calidad, detalló que 55 universidades han presentado su segundo informe de su plan de mejora continua y otros 32 ya entregaron su tercer informe.

Ya han transcurrido cinco años de que se hizo este proceso de mejora continua y entramos en este año del 2019‑2020 al proceso de verificación de mínimo de la ley obligatorio para las 55 universidades que están en el proceso para seguir a una segunda etapa que sería el segundo proceso de autoevaluación para la acreditación institucional y acreditación de carreras”, dijo Duriez.

El informe destacó que producto del intento de golpe de estado, las universidades en su gran mayoría tuvieron que modificar su calendario escolar entre abril y agosto para evitar que los estudiantes perdieran el año lectivo.

Hubo una deserción considerable de estudiantes en algunas universidades, hubo daños en la infraestructura, pérdidas de equipo, pérdida de información”, señaló y agregó que las afectaciones mayores ocurrieron en la UNAN, UNI y Upoli. Entre las privadas la Universidad de Managua y la Universidad de Asuntos Humanísticos reportaron daños a su infraestructura.