Este miércoles, alrededor de 70 pastores de la Iglesia Adventista del Séptimo Día, sostuvieron un encuentro en el cual pudieron conocer con mayor claridad y especificidad sobre las leyes recién aprobadas por la Asamblea Nacional para el fomento de la paz y la reconciliación en Nicaragua.

En este evento estuvo presente el diputado Carlos Emilio López, la Procuradora para la Defensa de los Derechos Humanos, Corina Centeno y el compañero John Matamoros, quienes explicaron a los presentes lo concerniente a la Ley para una Cultura de Diálogo de Reconciliación, Seguridad, Trabajo y Paz, Ley de Atención Integral a las Víctimas y Ley de Amnistía.

Un perdón sin repetición, un perdón con justicia, un perdón con un reencuentro humano, un perdón para reconstruir el futuro que comienza hoy, en el presente, un presente de paz, acotó el compañero Carlos Emilio López.

 

Vamos bien fortalecidos de este encuentro, nos sentimos bendecidos de este encuentro y saber que la Iglesia Adventista ha estado comprometida y sostiene su compromiso con la paz, con la fraternidad, con un mensaje de entendimiento entre los nicaragüenses y que podamos derribar cualquier barrera que nos separe, afirmó el diputado.

De igual manera, López señaló que hay una coincidencia de la misión del Ministerio Adventista de reconciliación, entendimiento, confraternidad, educación, enseñanza y de sanidad con los valores y principios de este gobierno cristiano, socialista y solidario, que apunta a la sanación mental, psicoafectiva, espiritual, social, económica, comunitaria del pueblo de Nicaragua.

Manifestó que las Sagradas Escrituras enseñan la hermosura de los pies de quienes anuncian el Evangelio de la paz, que es de la hermandad, la fraternidad y la comunidad. “Y eso es lo que pregonan todas las últimas leyes que hemos aprobado en la Asamblea Nacional como decisiones de Estado, como decisiones del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, agregó.

Por su parte, la procuradora Corina Centeno manifestó que ellos (pastores adventistas) dejaron muy claro que este gobierno está puesto por la mano de Dios y es el único que puede intervenir.

Gracias a la misericordia del Señor, pues estamos sobrellevando esta situación en Nicaragua y seguros que vamos a salir, que vamos a reconciliarnos, que nos estamos reconciliando ya los nicaragüenses en todo el país y que poco a poco vamos ir asentando esas bases para una paz duradera y que el presidente, el compañero Daniel va a tener su periodo porque es la voluntad del Señor, apuntó Centeno.

Se muestran agradecidos

Por su parte, David Murillo, coordinador de medios de la Iglesia Adventista, expresó que para ellos es grato que se les tome en cuenta y les hagan conocer de estas leyes.

Todo lo que tiene que ver para unir a las familias, unir a los nicaragüenses en el espíritu cristiano, en el espíritu de la fe ayuda en gran manera y eso es beneficioso no solo para un sector sino a todo el país, a todas las personas que de alguna manera va a implicar estas leyes, indicó David Murillo.

El pastor Felipe de Jesús Cordero, presidente de la Misión Adventista Central, agradeció por esta invitación en donde se les ha orientado y explicado el contexto en que se están generando estas leyes.

iglesias-nicaragua

Creemos que este es un avance muy significativo y agradecemos al gobierno por habernos capacitado en este evento, aseveró.

Señaló que como Iglesia Adventista son muy respetuosos de los gobiernos a nivel mundial y respetan lo que dice la palabra de Dios acerca de ellos, en Romanos, capítulo 13.

“Nosotros consideramos que la Iglesia y el Estado deben estar separados. Nuestra posición es que la Iglesia no debe inmiscuirse en ninguna cosa de carácter político. Consideramos que Dios nos ha dado esta espada, la palabra de Dios. Al gobierno le ha dado otra espada, la espada del orden y éstas no deben estar en una sola mano”.