Con una alegre caminata la militancia sandinista y trabajadores de la salud del distrito tres conmemoraron el 40 aniversario del paso a la inmortalidad de la aguerrida y revolucionaria enfermera Bertha Calderón Roque, quien fue asesinada por la guardia somocista en 1979, por ser activa colaboradora del Frente Sandinista y brindar atención médica a los jóvenes guerrilleros en las casas de seguridad.

La caminata inició desde el hospital que lleva su nombre, donde los jóvenes y combatientes históricos del Frente Sandinista con orgullo portaron la bandera rojinegra como símbolo de lucha, la cual hace 40 años Bertha Calderón defendió y gracias a su gesto de amor hoy el pueblo ve los frutos de su sacrificio.

"Hoy recordamos a una heroína, Bertha Calderón, una mujer que no se negaba a ayudar a los enfermos, no importaba la hora que fuese, ella estaba presta para sanar a los heridos, a los enfermos. Hoy la recordamos con mucho amor porque un día como hoy ella desapareció de su barrio, el que la vio nacer", expresó.

bertha-calderon

Por su parte la compañera Melba Sánchez, secretaria política del barrio Bertha Calderón, afianzó el compromiso de la militancia con el legado de Calderón.

"Bertita es un ejemplo para todas las mujeres nicaragüenses pues su lucha no fue en vano, hoy tenemos educación, salud, seguridad y paz en nuestro país, esas fueron las razones que motivaron a nuestra compañera a luchar y a 40 años de su asesinato seguimos defendiendo la Revolución", dijo.

La actividad culminó con un acto cultural en el monumento a la valiente mujer cuyo ejemplo de lucha no ha perdido vigencia.

bertha-calderon

bertha-calderon

bertha-calderon

bertha-calderon

bertha-calderon

bertha-calderon

bertha-calderon