Dejarán de sincronizarse automáticamente a partir de julio. En un comunicado, la compañía del buscador dice que quiere hacer la conexión entre Drive y Fotos menos confusa para el usuario.

Pretende también evitar la eliminación accidental de contenido, pues aquello que se borre en Drive no desaparecerá de Fotos, y viceversa.

En todo caso, la multimedia de Drive que ya se encuentren en Fotos antes de julio, permanecerán allí, aunque ya no se actualizarán automáticamente.

Google asegura que el usuario podrá seguir teniendo la opción de copia de seguridad y sincronización, tanto en Windows como en MacOS, para subir archivos a ambas aplicaciones en alta calidad y original.

La diferencia, aclaran, es que en el primer caso no contará como espacio utilizado del disponible en la cuenta, y en el segundo solo contará una vez.