Con una solemne eucaristía presidida por el obispo de la Diócesis de León, Monseñor Bosco Vivas Robelo, en las ruinas de la antigua ciudad de León, el Instituto Nicaragüense de la Cultura (INC) y el Instituto Nicaragüense de Turismo (Intur) celebraron el 495 aniversario de fundación del sitio que ha sido reconocido por la Unesco como Patrimonio Histórico Cultural de la Humanidad, convirtiéndola en un orgullo de nuestro país.

Fue en el año 1524 cuando la corona española fundó la primera ciudad en ese sitio ubicado a orillas del lago Xolotlán, hoy conocido como la comunidad de Momotombo, donde también se estableció la primera diócesis del país.

Aquí se implantó la Santa Cruz, aquí se levantó el símbolo de nuestra santa fe, y con esa cruz implantada nosotros también vamos a salir victoriosos, superando todo aquello que nos enfrenta y nos divide, porque es más fuerte el evangelio que nuestras diferencias”, expresó Monseñor Bosco Vivas.

Durante la homilía, el religioso instó al pueblo a mantener una estrecha relación con Dios y entre el pueblo, cómo hermanos de fe.

Amor y perdón requieren de esfuerzos porque perdonar no es fácil, perdonar es vencerse a uno mismo en los más profundos sentimientos de venganza y revanchismo, no es nada sencillo, solamente el Espíritu Santo y la intervención de María Santísima nos pueden conseguir unas gracias tan grandes”, añadió.

Por su parte el compañero Luis Morales, codirector del INC destacó que León Viejo es un tesoro de la historia nicaragüense puesto que las ruinas constituyen un testimonio de la implantación de la tradición cultural española con el pasado indígena nicaragüense.

Desde el INC se ha logrado fortalecer la conservación, protección, investigación y promoción del sitio en coordinación de las autoridades locales, es compromiso de nuestro buengobierno continuar con los esfuerzos necesarios orientados a mantener los valores universales excepcionales que posee el sitio Ruinas de León Viejo, manifestó.

A su vez, Morales entregó un reconocimiento a Monseñor Vivas en nombre del Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, que ha trabajado en beneficio de la comunidad de León Viejo, las parroquias y la Basílica Catedral de León.

Reciba con cariño el diploma en el que se le reconoce como tesoro humano de la cultura nicaragüense por su abnegada labor en la promoción de los valores humanos y cristianos, por su extraordinario trabajo de colaboración para el cuido y preservación de la Real Basílica de la Bienaventurada Virgen María, patrimonio cultural de la humanidad en la ciudad de León”, dijo.

León Viejo, un destino incomparable

La preservación de las ruinas ha permitido que nacionales y extranjeros conozcan más de la historia de Nicaragua y desde Intur se impulsan actividades en las que se comparte la historia escrita en el sitio hace más de 400 años.

Siempre hemos estado de la mano de eventos culturales y religiosos que movilizan familias que se unen en la fe cristiana que caracteriza a nuestro pueblo en general. Las ruinas son un lugar muy visitado por los turistas que vienen al país y gustan de la historia, este es un sitio lleno de cultura y fe, subrayó.

 

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo

leon-viejo