Con la esperanza de una trasformación espiritual a través de la oración, más de 600 privados de libertad del Penitenciario de Tipitapa participaron de una vigilia evangélica promovida por el Ministerio Internacional Ríos de Agua Viva, en la cual los presentes se mostraron contentos y fortalecidos al escuchar las sagradas escrituras.

El Ministerio Internacional Ríos de Agua Viva desde hace siete años ha venido trabajando de la mano con las autoridades del Sistema Penitenciario de Tipitapa de cara a brindar un acompañamiento espiritual a los internos con quienes realizan campañas de oración, ayunos y estudios bíblicos.

Nosotros tenemos siete años de contar con esta iglesia dentro del penitenciario y a lo largo de este año hemos cumplido con la palabra de Dios visitando a los presos, con ellos compartimos el evangelio, estamos haciendo un trabajo de cambio, alcanzando una Nicaragua para Jesucristo y hoy los privados de libertad son agentes de cambio personal, familiar y social”, destacó Blanca Briones, Ministerio Internacional Ríos de Agua Viva.

Nosotros junto a los privados de libertad trabajamos en la transformación espiritual y de actitudes para que una vez que ellos salgan de este lugar sean nuevos ciudadanos y para ello los incorporamos a nuestra política educativa, de aprendizaje y la atención espiritual la cual contribuye a la creación de un nuevo hombre, dijo José Antonio Chacón, director del centro penitenciario.

El acompañamiento espiritual ha calado en muchos de los detenidos, quienes hoy ven de otra manera la vida y han decidido cambiar sus conductas.

Estamos confiando en Dios, él va a transformar nuestras vidas, también oramos por nuestro país, nuestros gobernantes para que juntos salgamos adelante y ganemos la batalla contra el mal. Queremos paz y unidad y para eso debemos de cambiar nuestros pensamientos y comportamientos para que el día que dejemos el penitenciario logremos ser hombres de bien y ser útiles a nuestra nación, subrayó Wilbert Martínez.