Con la participación de las Fuerzas Navales de Nicaragua, México, Colombia, Jamaica y Honduras se efectuaron los novenos Juegos de la Guerra Centroamérica y el Caribe del 10 al 13 de junio, en saludo al 40 aniversario del Ejército de Nicaragua.

Este ejercicio de operaciones de ayuda humanitaria ante desastres naturales tiene como objetivo fortalecer e implementar los lazos de amistad, hermandad, cooperación e interoperatividad entre las armadas y fuerzas navales de los países participantes.

Los juegos nacen en el 2011 en México y son de carácter estratégico‑operacionales y meramente académicos. Nicaragua es participante desde ese año y en 2019 le correspondió ser la sede.

El contralmirante Ángel Eugenio Fonseca, jefe de la Fuerza Naval del Ejército de Nicaragua, sostuvo que este ejercicio les permitió a las tropas ejercitarse y consolidar los conocimientos en la planeación y puntualizar aspectos de interés común para el desarrollo de operaciones y doctrinas compatibles durante el cumplimiento de misiones ayuda humanitaria ante desastres.

juegos-guerra-centroamerica-caribe

Además de identificar las implicaciones diplomáticas, respetando las legislaciones internas de cada país y el derecho internacional humanitario, indicó.

Asimismo, de las acciones operacionales y tácticas de una fuerza multinacional humanitaria para cumplir misiones durante la ocurrencia de un desastre natural a fin de mitigar las consecuencias de una catástrofe y socorrer a la población.

El ejercicio consistió en un sismo de 7.5 en la escala de Richter en una isla ficticia que provocó un tsunami e inundaciones, causando destrucción y falta de servicios básicos, lo que conllevó a solicitar ayuda internacional y la conformación de una fuerza multinacional de ayuda humanitaria.

El jefe de la Fuerza Naval nicaragüense dijo que se lograron los objetivos del ejercicio y se alcanzó con éxito su culminación.

El capitán de navío Domingo Morgado, del Centro de Estudios Superiores de México, expresó que el nivel del juego es estratégico‑operacional y la parte medular es lograr la interacción de los países para combatir una determinada situación.

Por su parte, el capitán de navío José Jorge Fortín de Honduras, indicó que este tipo de escenarios ficticios es para saber cómo los países pueden estar preparados con equipos y recursos ante desastres naturales, en donde la unidad es importante para ayudar a la población.

Es difícil predecir un desastre natural, pero en la medida que nosotros estemos mejor adiestrados, capacitados, que seamos conscientes como Fuerzas Armadas en esa medida, creo que vamos a subyugar en gran manera a la población más necesitada en cualquier tipo de desastre, afirmó Fortín.