Veinticinco jóvenes que estudian computación en el Centro Tecnológico Manuel Olivares, presentaron una serie de productos naturales que elaboraron como parte de la asignatura de cultura emprendedora.

Julio Madrigal, docente del centro dijo que “esta clase (cultura emprendedora) permite despertar esos conocimientos que están escondidos en los muchachos y así, motivándolos, ellos empiezan a sacar una serie de ideas”.

feria2

En la materia se motiva a los muchachos desarrollar ideas que por alguna razón no había logrado hacerlo antes y estas pequeñas ferias de cultura emprendedora permiten que los muchachos vayan adquiriendo los conocimientos y pongan en práctica innovaciones con algunos productos.

Dijo que con el aceite de coco “ellos buscan ser creativos y buscan las alternativas, lo mismo con el pan”.

La estudiante del Inatec, Judith Duarte, dijo que como protagonista sueña con poder emprender su pequeño negocio.

Ella presentó cinco productos: pintura en barro, pintura en base de cartón, libretas recicladas, bicicletas recicladas y chapas y pulseras de porcelana fría.

La estudiante Ana Arancibia presentó el aceite de coco para borrar manchas en la piel, así como para desmaquillar a las damas.

feria2