En la ciudad universitaria de León, el Ministerio de Salud (Minsa) realizó el lanzamiento de la Campaña Nacional de Vacunación contra la Influenza que tiene como meta aplicar 215 mil dosis de vacunas a niños y adultos mayores con enfermedades crónicas, en el periodo comprendido entre el 3 y 28 de junio.

La actividad incluyó una caminata que salió del Tope del Indio al cabildo del barrio Sutiaba y el acompañamiento de gigantonas, atabales y feria de salud.

El doctor Carlos Sáenz, director de epidemiología del Minsa, expresó que las dosis que se aplicarán tienen un costo mayor a los 20 millones de córdobas, sin incluir todo el esfuerzo brindado por los trabajadores de la salud y la red comunitaria que lo hacen con amor, de corazón y solidaridad para con el pueblo de Nicaragua.

Y eso se logra también, gracias a la voluntad política de nuestro Buen Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional que conduce nuestro comandante Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo, acotó Sáenz.

La vacuna fue introducida en Nicaragua por primera vez en 2007, gracias al Gobierno sandinista, en ese momento para proteger contra la Influenza B y H3N2.

Esta campaña de vacunación es parte del plan invierno que tenemos de protección por el bienestar de nuestras familias”, dijo el doctor Sáenz.

El doctor Samir Aguilar, director general del Silais León, se mostró agradecido con el Buen Gobierno por el esfuerzo e inversión que se hace en esta vacuna y dijo que como trabajadores de la salud se sienten contentos con la participación de la comunidad organizada que les apoyan en el cumplimiento de las misiones.

Alexander Florencio, en representación de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), resaltó el compromiso que hay en el país con la defensa de la vida al reconocer la salud como un derecho de las personas.

Es importante reconocer eso, porque con esta medida, sí la salud es un derecho, no es un bien que va a ser comercializado, todos los esfuerzos del gobierno y Ministerio de la salud, para lograr las mejores condiciones de salud para su población, indicó.

El poblador de Sutiaba Alberto Berríos, fue uno de los primeros en vacunarse e indicó que como persona de 50 años necesita tener la seguridad de la vacuna para prevenir enfermedades, “soy una persona que tengo factores de riesgo, la vacuna me va asegurar evitarme la posibilidad de enfermarme. Entonces es salud lo que está llegando a mí”, señaló.

Con respecto a la gratuidad de la vacuna, Berríos, expresó: Creo que es una buena oportunidad, sobre todo porque la vacuna es muy cara, inaccesible para las personas de bajos recursos y si ahora llega una campaña que me la puedo poner (gratis) es como un premio, como que haya sacado la lotería.