Celebrar el Día de las Madres nicaragüenses junto a sus hijos, padres, madres y familiares es de mucha alegría para 30 mujeres que fueron puestas en libertad tras recibir el beneficio legal de convivencia familiar que otorga el presidente de la República, Daniel Ortega.

Estas mujeres permanecían detenidas en el Sistema Penitenciario de Granada por cometer diferentes delitos, según informaron las autoridades durante el acto de entrega a sus familiares.

Al acto de entrega asistieron autoridades del gobierno local, Policía Nacional, líderes de iglesia evangélicas de esta ciudad y representantes del Frente Sandinista de Liberación Nacional.

La alcaldesa de Granada, Julia Mena Rivera, les expresó a las mujeres sus felicitaciones por celebrarse el Día de las Madres nicaragüenses, y les recordó la importancia de preservar la libertad y las oportunidades que brinda este gobierno para promover la convivencia familiar.

Las beneficiarias del perdón presidencial agradecieron al gobierno de Nicaragua por permitirle retomar nuevamente sus vidas con sus familias, sobre todo un día tan importante en todas las familias nicaragüenses que acostumbran reunirse para festejar al ser que nos da la vida.