Un grupo de jóvenes ambientalistas que conforman el movimiento “Misión Bosawás”, se presentaron a la Procuraduría General de la República, para demandar acciones concretas para impedir que esa reserva natural, que es reconocida mundialmente, continúe perdiendo territorio debido al avance de la frontera agrícola.

Ernesto López, miembro del equipo coordinador en Misión Bosawás, aseguró que el Gobierno Sandinista ha sido el único que se ha preocupado por Bosawas.

López comentó que una de las acciones del gobierno para proteger la reserva fue la titulación de esos territorios a favor de los pueblos indígenas, una decisión que hay que aplaudir.

Asimismo valoró como positivo el hecho de que la Compañera Rosario Murillo y el Presidente Daniel mantengan en la opinión pública el tema de recuperar Bosawas “porque viene a crear conciencia y a establecer diferentes diálogos entre actores y el gobierno”.

Ante los diferentes intereses económicos que están afectando la reserva de Bosawás, López aseguró que los jóvenes quieren apoyar las acciones del gobierno y señalaron la necesidad de que se declare un estado de emergencia en la zona “porque vemos como va avanzando la frontera agrícola”.

“Nosotros hacemos un llamado a la población nicaragüense, a los grupos indígenas y a todos los actores que están involucrados en el tema de Bosawás. Bosawás es la última reserva donde esta toda esta biodiversidad de manera compacta y necesitamos organizarnos, informarnos, educarnos respecto al tema porque Bosawas es lo último que nos queda”, explicó López.

“De nuestra generación depende que realmente podamos cambiar la matriz productiva en la zona y poder proponer acciones concretas para que plan de saneamiento se lleve a cabo en la zona núcleo, pero también en la zona de amortiguamiento”, manifestó.

Los jóvenes se manifestaron frente a la Procuraduría General de la República portando pancartas con mensajes alusivos a la defensa de Bosawás.