La ley que declara el 4 de mayo, Día de la Dignidad está lista para ser aprobada en las próximas sesiones de la Asamblea Nacional, luego que los diputados que integran la Comisión de Educación, Cultura, Deportes y Medios de Comunicación emitieran un dictamen favorable a esta iniciativa.

Después de varias sesiones de consulta a historiadores, académicos e intelectuales que brindaron sus criterios y argumentos sobre por qué aprobar como Día de la Dignidad el 4 de mayo, fecha la que el general de hombres y mujeres libres, Augusto C. Sandino, se negó a firmar el Pacto del Espino Negro y se alzó en rebeldía contra la intervención imperialista estadounidense, demostrando su amor y lealtad a la patria.

Hicimos las consultas correspondientes, estuvieron presentes miembros del Ejército de Nicaragua, Ministerio de educación, académicos de las universidades, historiadores, investigadores (…) la academia de historia y geografía que mandaron a sus representaciones para primero respaldar la iniciativa de ley que presentaron los diputados y en segundo lugar para darnos las explicaciones y fundamentación política e histórica del por qué los nicaragüenses debemos sentirnos orgullosos del 4 de mayo”, dijo el profesor José Antonio Zepeda, presidente de la comisión.

En el dictamen aprobado se hizo énfasis en la importancia y relevancia del pensamiento, legado y acción del general Sandino al rechazar los pactos comprados con prebendas y basados en intereses particulares de algunos nicaragüenses en ese momento y tomar la decisión de enfrentar a las fuerzas interventoras norteamericanas.

Por eso hacemos énfasis en la importancia del 4 de mayo y en que todos los nicaragüenses, las instituciones públicas y privadas, la promovamos, investiguemos, consultemos y en que hagamos propio que el Día de la Dignidad Nacional es para preservar el amor a Nicaragua, para preservar el nacionalismo, nuestras raíces, nuestras costumbres y no permitir que ningún extranjero pueda intervenir en los asuntos que son de los nicaragüenses”, dijo Zepeda.

Si bien en Nicaragua ya el 4 de mayo se conmemora y se celebra desde la primera etapa de la Revolución Popular Sandinista, la ley viene a dar sustento jurídico a tan importante efemérides.