Games Of Thrones llegó a su final en un sexto episodio completamente inesperado para muchos fanáticos de la serie de HBO. Por esta razón, te contamos que pasó durante los 80 minutos que duró el capítulo más esperado de Juego de Tronos.

Te advierto que habrá spoilers sobre la trama del último estreno de Game of Thrones.

El episodio comienza con Tyrion Lannister caminando sobre las ruinas de King's Landing y observando los numerosos muertos que dejó el paso de su reina Daenerys Targaryen. La capital de Poniente luce totalmente devastada mientras que Jon Snow y Davos llegando donde el enano para aconsejarle no adentrarse más en la ciudad. Este último continúa en su andar.

En tanto, Gusano Gris trata de ejecutar a numerosos soldados Lannister, pero el Lobo Blanco detiene al guerrero antes de la masacre de prisioneros. La Madre de Dragones habría ordenado la eliminación de todos los fieles a Cersei Lannister.

Tyrion llega a los pasadizos subterráneos de la Fortaleza Roja y un trágico hallazgo termina por quebrar al consejero de Daenerys. Los cuerpos de sus hermanos Jaime Lannister y Cersei Lannister sucumbieron ante los escombros durante el asedio de Drogon.

Jon Snow camina entre las filas de numerosos inmaculados y Dothrakis para observar como su amada dragona brinda un discurso ante sus fieles seguidores. Gusano Gris es nombrado Maestro de la Guerra y la reina hace una inquietante declaración: tratará de 'liberar' a todos los reinos del mundo.

La Madre de Dragones recibe a su Mano del Rey y lo acusa de liberar a su hermano, pero este le increpa por aniquilar Desembarco del Rey y toda su gente. Se muestra un frío cruce de miradas entre Jon y Dany.

Arya Stark llega a la escena y le advierte a su primo que tenga cuidado con Daenerys. Su origen como Aegon Targaryen podría ser su futura sentencia de muerte a futuro.

Tyrion y Jon Snow conversan sobre la caída del reino y la transformación de Daenerys. El pequeño león lamenta no haberle hecho caso a Varys, quién advirtió el riesgo de tener a la Targaryen en el Trono de Hierro. La situación se complica cuando Snow debe decidir si cumplirá su deber como legítimo gobernante de los Siete Reinos y matar a Daenerys Targaryen por ser la mayor amenaza de los hombres. Ni Arya o Sansa Stark estarán a salvo de la 'Madre de Dragones'.

Jon Snow se retira de la escena caminando. Entre la ceniza Drogon le permite pasar al gran salón de la Fortaleza Roja mientras que Daenerys observa y finalmente se sienta en el Trono de Hierro.

Dany recibe a Jon Snow y discuten por la masacre que arrasó con niños, mujeres y hombres en las calles. En una muestra de amor, ambos amantes se besan a los pies del asiento real, pero Jon Snow decide matar a su reina. Drogon llega y funde el Trono de Hierro con sus flamas.

Unas semanas después, Tyrion llega a la Arena de Dragones de King's Landing con una apariencia muy descuidada. Gusano Gris exige justicia para su reina y la cabeza de Jon Snow, pero un consejo formado por los lores de las casas restantes de Westeros impide la ejecución. El grupo de nobles determina que Bran Stark se convierta en el Rey de los Siete Reinos. El Cuervo de los Tres Ojos toma las riendas de los ahora seis Reinos para sorpresa de los presentes porque Sansa solicita que El Norte se mantenga independiente y Tyrion se convierte en la Mano del Rey.

El último Lannister visita a Jon Snow que luce muy debilitado en prisión. El primero le cuenta que el reino ha decidido mandarlo a la Guardia de la Noche, un lugar donde bastardos, gente sin tierras y criminales pueden tener un hogar. Snow se despide de sus hermanos en el muelle en una emotiva escena con los sobrevivientes de la casa Stark reunidos. Por otro lado Brienne escribe la historia Jaime Lannister, el último capitán de la Guardia Real. Ella tomará su lugar defendiendo al rey Bran 'El Roto'.

Un nuevo reino comienza con Bran llegando al consejo real entre Tyrion, Davos, Sam, Bronn, Brianne y Podrick. A falta de Maestro Susurrador y otros diligentes del reino, el grupo se las arregla para continuar con el reino.

El capítulo culmina con Tormund recibiendo a Jon Snow junto a los hermanos de la Guardia de la Noche, Sansa siendo honrada como reina del Norte, Arya capitaneando su barco y Ghost sonriendo ante el retorno de Jon. El pueblo libre sale del Castillo Negro y retorna a sus tierras. La historia de Juego de Tronos llegó a su fin.