Jhon Wick 3 ya está aquí y se supera como nunca, acompáñame y descubre esta nueva aventura de acción cargada de adrenalina pura junto al gran ícono popular Keanu Reeves.

No se puede detener a Jhon Wick, y más cuando ya está cansado de tantas peleas, esto pasa cuando le matas a su perro fiel y a su esposa, no lo detendrás, ni si quiera por decir que es la tercera película que se ha convertido en toda una franquicia cinematográfica.

El tercer capítulo de John Wick, no tiene ese problema. Si las cintas de James Bond tienen como credo usar en cada ocasión su fórmula de una forma diferente, el director y productor Chad Stahelski ha decidido que en este filme va a tomar todo lo que funcionó en la segunda parte para profundizarlo de una forma compleja.

Afortunadamente la ambición artística del cineasta no se convierte en un obstáculo para que el público disfrute de momentos de acción espectaculares que constantemente le dan giros modernos e inesperados a situaciones que han sucedido mil veces dentro de este género.

Si “John Wick 3” contiene escenas asombrosas desde primer acto hasta su última sección; ¿y aún así resulta fácil señalar como esto es posible? Pues para el público ve acción tras acción, mientras que ve personas caer hacia el suelo una y otra vez.

La trama de “John Wick 3” inicia solo segundos después del final del filme anterior, con Keanu Reeves como el personaje titular tratando de encontrar un refugio. Después de haber quebrantado las reglas de la poderosa organización de asesinos conocida como “The High Table”, el protagonista tiene que enfrentar una amenaza de muerte inminente en todas las calles y raros de Nueva York.

Para poder escapar de esto Wick tiene que recurrir a dos figuras de su pasado. La primera es interpretada por Anjelica Huston, quien canaliza el veneno brillante que distinguió su interpretación en “The Grifters”. Su personaje está ligado al entrenamiento del personaje titular como arma letal y a la parte de la vida de John antes de que decidiera retirarse para tener un final feliz con su esposa y su perrito.

El otro personaje clave para la salvación de Wick es “Sofia” interpretado por la bella Halle Berry, quien lo puede conectar con la parte más alta de la organización que ha ordenado su muerte. Desafortunadamente para John, el temperamento de ella es más volátil y sus destrezas igual de letales, lo cual complica las cosas considerablemente para el protagonista.

Resulta curioso que una saga que comenzó como una variación de “una película de acción B” tenga secuencias de adrenalina que son complejas. Keannu Reeves a quien hemos visto como Neo en Matrix, para esta parte tuvo que practicar arduamente con armas de fuego de alto calibre. Además, el elenco práctico artes marciales como Moa Tai, Judo, Jiu Jitso, Capoeira entre otras.

Aunque el enfoque principal sea lograr secuencias de acción memorables, el guión se distingue por crear un mundo cuyas complicaciones registran de forma real y tangible.

Aquí, el director logra captar detalles que aluden a lo que hacen los personajes cuando no están lidiando con Wick, lo cual valida la idea de que esto es un universo con sus propias reglas. En este filme eso se profundiza y su atractivo es indiscutible.

Y si eso no los convence recuerden que hay ninjas en motos y armas de fuego que logran que las cabezas de sus víctimas exploten. Pero vaya sorpresa, algo indica que la saga en la pantalla grande aún no ha terminado. El que esto sea emocionante es un tributo a todo lo que funciona en esta tercera parte de nuestro asesino favorito.