Más de 2,200 pequeños productores del departamento de Managua serán capacitados en agricultura ecológica a lo largo del 2013 por el Instituto Nicaragüense de Tecnología Agropecuaria (INTA), como parte de la lucha por la seguridad alimentaria, sostuvo este martes Alma Rosa Bellorín, Jefe de Oficina de la institución en el departamento de Managua.

De acuerdo con la compañera Bellorín, la capacitación la dan técnicos del INTA tanto en la parcela modelo del Centro de Investigación Agropecuaria del INTA o en las parcelas de cada uno de los pequeños productores.

La ingeniera Bellorin explicó que a partir del 2012 se comenzó con la creación de la parcela demostrativa del INTA, con el objetivo de establecer y capacitar a pequeños productores del departamento de Managua en diferentes tecnologías de cultivo, de combate contra plagas o de fertilización de los suelos.

La compañera Bellorín manifestó que en la parcela demostrativa del INTA se implementan entre 10 y 12 tecnologías, como el uso de trampas, cultivos-trampas, trampas olorosas, barreras vivas, el sistema de camellones, de tutoreo, el uso de bío fertilizantes, del compost, de diferentes sustratos y de producción de plántulas en micro túneles.

“El objetivo es que en esta parcela se pueda demostrar todo el tiempo y traer a los productores a capacitarse y que ellos puedan tener una idea de cómo poder diversificar su pequeña parcela o su patio de una manera amigable con el medio ambiente y que puedan producir alimentos que no van a comprometer su salud o la de su familia”, manifestó la ingeniera agrícola.

Dieciséis cultivos en un cuarto de manzana

Añadió la experta que en la parcela de un cuarto de manzana hay aproximadamente 16 cultivos, de la cual llevan su propia iniciativa para aplicar creativamente en sus propias tierras.

De acuerdo con la compañera Bellorín, “la lucha diaria es trabajar de manera amigable, cuidar de nuestra madre tierra, garantizar la seguridad alimentaria y cuidar de nuestra salud, por lo que enseñamos a nuestros productores que se puede producir sin necesidad de usar productos químicos”.

En ese sentido la funcionaria del INTA manifestó que el organismo capacita a los pequeños productores en la manera en como identificar los recursos que tienen en sus fincas y elaborar los diferentes productos para el control de plagas, de enfermedades y para fertilizar.

Modelo ligado a la seguridad alimentaria

En la parcela demostrativa dijo que se conjugan dos ideas, una de ellas es cultivar en un área un poco más grande y la otra es cultivar en un patio donde no hay mucho espacio, pero que se pueden utilizar diferentes recipientes como llantas, botellas, entre otras cosas que se encuentran tirados y que pueden ser útiles para producir hortalizas.

De acuerdo con la compañera Bellorín este modelo de agricultura está muy ligado a la seguridad alimentaria porque el productor puede conocer todo el manejo agronómico, agro sostenible, agroecológico y puede aplicar una agricultura diversificada y cultivar todo el año sin arriesgarse a perder su capital si el clima no le es favorable y garantizar alimento sano que no comprometerá la salud.

Afirmó que en una parcela de un cuarto de manzana se puede todo el año estar cosechando, tomate, rábano, remolacha, zanahoria, chiltoma, plátano, berenjena, por eso se le llama una parcelita diversificada.