Las familias del municipio de Ciudad Sandino se reunieron en la Plaza Padre Miguel y participaron de un concierto de música cristiana en la que alabaron al Creador de los cielos y la tierra, clamaron por la paz en todo el país, en un acto de fe lleno de emociones, pero sobre todo, de amor entre los asistentes, que tomados de las manos cantaron alabanzas.

El evento organizado por las autoridades municipales y las iglesias evangélicas demuestra que las familias nicaragüenses quieren vivir en paz, armonía y alcanzar la reconciliación.

"Hemos decidido hacer este evento en el que pedimos la paz después de todo lo que hemos vivido. Las familias queremos tener esa tranquilidad en nuestros hogares, en nuestros barrios y por eso trabajamos en función de alcanzar el reencuentro y la unidad", expresó Juan Carlos Balmaceda, secretario político municipal.

Por su parte, la vicealcaldesa Skatleth Solís, manifestó que a través de la oración se ha logrado propiciar un clima de paz y estabilidad.

"Hoy estamos con más fortaleza celebrando que nuestro pueblo quiere la paz y junto a nuestro gobierno estamos uniéndonos como hermanos. Son muchas las actividades en función de promover la unidad en los vecinos, las familias y sobre todo siempre estamos invitando a la comunidad a unirse en oración por la paz", manifestó.

Para el pastor Daniel Matus la oración es el camino a Dios, el garante de las bendiciones para un pueblo.

"Creemos fielmente en Dios quien es el que nos da la paz y esta noche oramos por nuestro país, sabemos que nuestra nación tomara nuevamente el rumbo con el que avanzaba hasta hace un año. Dios es esperanza y se que él tiene el control de nuestra nación y con la oración vamos a lograr desterrar el odio de los corazones", subrayó.