Su vela se desarrolló con la presencia de amigos y familiares en la funeraria Monte de los Olivos en la ciudad de Managua y las honras fúnebres se realizaron, en horas de la tarde de este lunes, en el Cementerio General.

En unas breves palabras la señora Semíramis Parrales Echeverri, amiga de Charlotte, indicó que desde niña Charlotte era una persona sencilla y transparente que nunca se jactó de ninguna de sus cualidades.

Además recordó que Charlotte era “una pequeña niña muy refinada, natural en alegría, increíblemente alegre en los bailes, ese talento que tenía para sus pinturas y todas las cosas las hacía de una manera suave armoniosa afectuosa”.

Respecto a su sensible fallecimiento indicó que  “estos son momentos de dolor humanamente, pero al mismo tiempo son momentos de agradecerle al señor por el tiempo que nos la prestó y que ella disfrutó su vida y si el sufrimiento lo tuvo es para que ahora este disfrutando donde está en la Gloria del Señor” expresó Echeverri.

Mujer de principios revolucionarios

Revolucionaria desde finales de los 60s, inició su activismo en la izquierda desde que vivió en Chile. Al regresar a Nicaragua se integra al FSLN y fue parte de la planificación y ejecución del asalto a la mansión del Presidente del Banco Nacional de Nicaragua, José María "Chema" Castillo; acción armada que logró la liberación de prisioneros sandinistas, entre ellos la del comandante Daniel Ortega.

Participó en traslado de armas, de cuadros clandestinos y operativos de recuperación, lo cual la convirtió junto a otras militantes uno de los cuadros más buscados por la dictadura militar.

Ocupó diferentes cargos durante el primer gobierno revolucionario y siempre se mantuvo firme en sus principios revolucionarios, de mujer militante del sandinismo.