Las declaraciones las ofreció  Moreno durante una visita al sitio donde se está construyendo una primera cortina de retención de escorrentías, es decir de suelos que son arrastrados por las aguas que bajan violentamente por el cauce, lo que provoca a la vez peligros de derrumbes de las laderas.

El compañero Moreno manifestó  que los trabajos de drenaje se están realizando por orientación dada hace unos 60 días por Presidente, Comandante Daniel Ortega y por la Coordinadora del Concejo de Comunicación y Ciudadanía, compañera Rosario Murillo, a fin de proteger a la población de Managua en las zonas vulnerables.

La primera cortina de retención y recuperación de niveles en el cauce de Nejapa, que se ha venido profundizando a causa de las fuertes corrientes que bajan en el invierno, está siendo realizada en la parte alta de Managua, a orillas del barrio Villa Nueva en el distrito tres.

La cortina de retención ese una de tres importantes obras que está realizando la comuna a lo largo del curso de la cañada de Nejapa. Esta cortina tendrá nueve metros de alto y en este momento está en 2.50 metros, manifestó  el compañero Moreno, quien prevé que esa obra estará concluida en unos 45 días por lo que estará totalmente lista para inicios de la temporada lluviosa.

De acuerdo con el Secretario General de la comuna, la construcción de la cortina tiene un costo de 4.5 millones de córdobas, lo cual se está realizando con fondos propios de la institución.

Construirán micro presa para contener aguas


Por otra parte el Secretario General de la Alcaldía destacó que también construirán a un costo de 40 millones de córdobas, una micro presa aguas arriba de la cortina, en el sector conocido como El Laurel, para tratar de contener la violencia de las aguas que baja lo largo  del curso de cañada de Nejepa y que están profundizando el lecho del cauce.

La micro presa donde tendría como función retener las fuertes escorrentías que inician en la parte alta del cauce Nejapa,  bajarle velocidad a las aguas,  evitar que el cauce siga profundizándose y recuperar nivel del terreno.

Una segunda cortina que la comuna construirá, será edificada más abajo de la que ya está en construcción y estará precisamente en un sitio donde el año pasado hubo un derrumbe que puso en riesgo la vida de muchas personas. A la par el compañero Moreno explicó que en ese sector se estabilizarán las laderas poniéndoles gaviones.

Señala el Secretario General de la comuna que esas obras beneficiarán a no menos de 40 mil personas que viven en el sector, porque los daños provocados por las corrientes que bajan por el cauce no solamente han afectado al barrio Villa Nueva, sino a todos las comunidades cercanas, en tanto que han aumentado los riesgos de derrumbes en la zona.

Dijo Moreno que las obras bajan, pero no elimina  riesgos de derrumbes que se puedan provocar a lo largo del cauce, dado que se están estabilizando laderas solo en algunos puntos críticos, no en todo el curso del arroyo.

Moreno planteó que el esfuerzo orientado por el Presidente Daniel Ortega y la compañera Rosario Murillo debe ir acompañado no solamente de obras físicas, sino de un tema de responsabilidad compartida, como es el manejo de la basura en los cauces, donde provoca muchos problemas.